hero |Homeserve

Cómo la pandemia cambiará la manera en que concebimos el hogar

Por causa del Covid-19 y las medidas de aislamiento que hemos padecido teletrabajamos, pasamos más tiempo en casa todos juntos, tomamos más precauciones higiénicas… ¿Cómo afectará esto a las viviendas una vez pase el peligro?

 

21/05/20

Resulta complicado predecir cómo va a ser nuestra nueva normalidad una vez que pase lo peor de esta pandemia por Covid-19. Todavía nos encontramos en las primeras fases de la desescalada que nos sacará del confinamiento de los últimos dos meses, y nadie sabe exactamente cómo será la vida cotidiana dentro de seis meses, un año, o más adelante.

Sin embargo, podemos identificar algunos nuevos hábitos que estamos adoptando todos, incluyendo el de trabajar en casa, que pueden persistir una vez que la emergencia sanitaria haya quedado atrás. Llevamos muchos días y semanas encerrados en nuestras casas, pasando las 24 horas del día y los 7 días de la semana todos juntos.

¿Cómo afecta esto al hogar? No hablamos solamente de la parte psicológica, que también importa, sino de cómo nuestro hogar se ha convertido en nuestro cobijo frente al coronavirus. Vivimos, trabajamos, jugamos, estudiamos… Toda la familia junta durante las 24 horas del día implica que se usen más las cosas y, por tanto, se estropeen más.

Por eso, mientras dure la cuarentena y las sucesivas fases de desescalada hasta recuperar la normalidad, en HomeServe hemos puesto en marcha un servicio gratuito de videollamada para resolver todas las dudas que te surjan sobre las averías en tu hogar.

Así que, si necesitas el consejo de un experto llama a nuestro teléfono 900 81 68 19, en el que te pondremos en contacto con el experto perfecto con el que consultar cualquier problema de fontanería, electricidad, calefacción y gas. 

Cómo será la vida tras la pandemia desde la mirada de un arquitecto

El arquitecto ucraniano Sergey Makhno se propuso predecir cómo cambiarán nuestros hogares una vez que la pandemia de coronavirus termine o, al menos, nos haya dejado volver a una cierta normalidad.

Sus predicciones se basan en, precisamente, estas nuevas costumbres que estamos adoptando, así como las medidas de distanciamiento social que, sin ninguna duda, dejarán un poso mucho tiempo después de que haya pasado la crisis actual. Veamos qué nos puede esperar:

  1. Preferiremos las casas a los apartamentos. Frente a la tendencia pasada de construir grandes edificios de apartamentos, resurgirá el deseo de disponer de más espacio y, por tanto, las viviendas unifamiliares serán preferibles a los pequeños apartamentos. Además, si algo nos ha enseñado la pandemia es que es necesario reducir el contacto con todo lo que se utiliza en los edificios de varios pisos: el ascensor y sus botones, los picaportes de puertas, superficies, pasamanos y, sobre todo, vecinos. Por el contrario, una casa, aunque pequeña, puede disponer de un patio y una terraza en los que poder hacer vida más allá de las cuatro paredes.
  2. Adiós a los espacios abiertos en el hogar. Nos despediremos de una de las principales tendencias de los últimos años: espacios abiertos, con la entrada, la sala, el comedor y la cocina unidos. Después de la pandemia, la zona de entrada se separará, idealmente, para que podamos dejar nuestros zapatos, ropa y pertenencias traídas de la calle, en lugar de llevar la suciedad al interior. Sería interesante plantearse ese tipo de reforma sobre los hogares actuales para lograr un aislamiento más efectivo del exterior, maximizando la higiene.
  3. Filtros de agua y aire. Los sistemas de filtrado de agua y aire se suelen ver como algo innecesario. A raíz de la pandemia la tendencia cambiará, y filtrar el agua y el aire en el hogar se verá más bien como un «plus». Esto también aplicará a los fabricantes de dispositivos IoT para el hogar, que incluirán en sus programas no sólo el control de la temperatura en el hogar, sino también la calidad del aire. Incluso podrían proliferar los dispositivos para limpiar el aire en casa.
  4. La oficina en casa. Durante la cuarentena, muchas personas han teletrabajado por primera vez. De todas esas personas, algunas desearán volver a la oficina, pero otras muchas no. Por tanto, se le prestará más atención a la disposición del lugar de trabajo en casa, y la organización espacial cambiará. El espacio de trabajo pasará a ser una habitación independiente con grandes ventanas y muebles cómodos, equipada con lo necesario, contemplando la conectividad y con algún nivel de aislamiento acústico.

Estas son algunas de las tendencias más evidentes que ve este arquitecto. Por supuesto, podemos pensar que no son más que escenarios teóricos, pero lo cierto es que la cuarentena nos ha cambiado en cierta medida. 

No es descabellado pensar que todos empezaremos a tomar mayor conciencia de las medidas que mejor protegen la salud en casa, ya sea modificando los espacios en el hogar para poner más distancia, si cabe, entre el exterior y el interior de la vivienda, o instalando sistemas de purificación de aire y agua.

 
Te llamamos ahora

Estimado cliente,

Para poder ofrecerte la mejor solución por favor, selecciona la opción más adecuada y ponte en contacto con nosotros:

Emergencias contact info
Emergencias contact info