Minimalismo en una acción de home staging en el salón

Home staging, o cómo poner tu casa a punto en 10 pasos

¿Quieres vender o alquilar tu casa más rápido y por un precio más alto? Prueba el home staging: pon tu vivienda a punto en tan solo 10 pasos.

Salvador de la Casa

28/08/19

Dicen que la primera impresión es la que cuenta. Y, cuando se trata de vender o alquilar una casa, más aún. Si tienes clara esta máxima… ¿por qué sigues sorprendiéndote cada vez que unos potenciales compradores o inquilinos huyen despavoridos tras visitar tu vivienda, farfullando excusas, y no vuelven a dar señales de vida? La respuesta está en que no sabes presentar tu producto de una manera atractiva. ¿Y la solución? La solución es uno de esos palabros en inglés que tanto nos gusta utilizar últimamente. Se llama home staging.

¿Qué es el home staging?

El home staging es un conjunto de técnicas de diseño, decoración y marketing inmobiliario dirigidas a revalorizar una propiedad para que sea más sencillo venderla o alquilarla en condiciones beneficiosas para el dueño; es decir, muy rápido y a un mejor precio.

 

Compradores interesados en adquirir una casa renovada con home staging

¿Por qué recurrir al home staging para vender o alquilar tu casa?

Las estadísticas son concluyentes. Según la tercera encuesta de mercado de la Asociación Home Staging España (AHSE), elaborada con datos relativos a 2018, una vivienda que ha pasado por un proceso de home staging:

  • Logra venderse o alquilarse por un precio más alto que el inicial en el 60% de los casos.
  • Se vende en apenas un mes, frente a una media de nueve meses para las casas que no han sido preparadas.
  • Se alquila en tan solo 10 días, cuando la media del mercado está en tres meses y medio.
  • El precio de venta se encarece entre un 5 y un 10% con respecto a las previsiones del propietario. 

Además, la Asociación Nacional de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) apunta que por una vivienda reformada es posible obtener hasta un 30% más de renta a la hora de alquilarla.

En resumen: que, como puntualiza la AHSE, dado que la decisión de comprar o alquilar mezcla lo racional con lo emocional, es clave crear un ambiente que evoque en el visitante sentimientos positivos, que le ayude a imaginarse viviendo en ese espacio.

Técnicas de home staging: pon tu casa a punto en 10 pasos

Existen home stagers profesionales para ayudarte obtener un resultado de 10. Pero también hay una serie de técnicas de home staging de pura lógica que puedes aplicar por ti mismo y que no te llevarán mucho tiempo. De hecho, con ellas podrás poner tu vivienda a punto en tan solo 10 pasos. ¡Aquí las tienes!

  1. Despersonaliza los espacios

    A los nuevos habitantes les importa bien poco quién vivía ahí antes y qué gustos tenía. Así que haz una buena batida por toda la vivienda para borrar cualquier rastro de su personalidad anterior. Elimina fotografías, accesorios personales y objetos rotos.

     

  2. Los muebles que sobren, al trastero

    En viviendas procedentes de herencias es habitual acumular muebles ostentosos y pasados de moda. El home staging defiende que una propiedad nunca debe enseñarse vacía, pero tampoco atestada de enseres con una estética más que opinable. Por tanto, aunque te cueste deshacerte de ellos, debes hacerlo: tus compradores o inquilinos no tienen por qué quedarse con los muebles de la abuela que tú tampoco quieres para tu domicilio. Búscales un trastero o un honroso final. Tú decides.

     Muebles de estilo nórdico en un dormitorio, los preferidos para home staging

  3. Sácale partido a la luz natural

    Cuanto más luminosa sea una vivienda, mejor salida tendrá en el mercado. Y sí, aunque no te lo creas, este factor depende parcialmente de la decoración. Si quitas las cortinas muy pesadas o de colores oscuros, retiras adornos que le estén cortando el paso a la luz y te aseguras de que los cristales estén limpios, conseguirás una mayor sensación de luminosidad.

     

  4. Repara los pequeños desperfectos

    Un azulejo desprendido, un desconchón en la pared, una persiana que no baja, una lámina de parqué levantada… son desperfectos que causan una malísima impresión. Te recomendamos encarecidamente que los arregles antes de enseñar tu vivienda. Recuerda que ahí están mis compañeros manitas a domicilio, listos para asistirte en cualquier reparación puntual.

     

  5. Moderniza tu baño con técnicas de home staging

    Una vez más, si el piso que quieres vender o alquilar ha llegado a tus manos a través de una herencia, lo normal es que te encuentres un baño con una presentación estridente y con aquellos sanitarios verdosos o anaranjados que tanto se llevaban en tiempos de la peseta. Una puesta en escena tan contraproducente que dan ganas de salir corriendo.

    Obviamente, no vas a invertir millonadas en una reforma integral del baño, pero sí puedes dotarlo de un nuevo aspecto simplificando la decoración, renovando la cortina de la ducha y dándole una mano de pintura al techo y a los propios azulejos.

     Baño despersonalizado con técnicas de home staging

  6. Incrementa la funcionalidad de tu cocina

    Aunque a menor escala, en la cocina el panorama suele ser similar al del baño. Además del truco de rejuvenecer los azulejos con esmalte especial o con una cenefa adhesiva, aquí puedes optar por pintar los armarios de blanco, sustituir los tiradores anticuados por otros más prácticos y quitar de en medio cualquier atisbo de loza deteriorada.

     

  7. Incorpora muebles neutros y de formas rectas

    Para amueblar convenientemente el salón y los dormitorios, lo mejor son los muebles de estilo nórdico, ya que, gracias a su apariencia neutra, sus formas rectas y su austeridad, agradan a personas de gustos muy dispares.

    Un último consejo: no dejes los somieres al aire o los colchones desnudos. Viste las camas con textiles lisos y de colores claros.

     

  8. Crea escenarios, coloca, ordena y organiza

    Aporta pistas a los compradores o inquilinos acerca de cómo utilizar cada estancia. Los expertos en home staging recomiendan, por ejemplo, poner en valor los espacios exteriores (terrazas, balcones, jardines…) con accesorios que inviten a imaginarse disfrutando del ocio y el relax.

     

  9. Grábatelo a fuego: en home staging, menos es más

    Cuando hayas llevado a cabo todos los cambios, recorre tu vivienda y cerciórate de que no hay nada superfluo. Despeja los pasillos. Recuerda: el minimalismo es una carta ganadora.

     Ventilar la vivienda es clave para potenciar los efectos del home staging

  10. Limpia y ventila con frecuencia

Por último, y durante todo el tiempo que la vivienda esté en el mercado, deberás limpiarla y ventilarla con asiduidad, sobre todo antes de recibir visitas. Puedes colocar un ambientador suave para causar una mejor impresión, pero, ojo, no lo uses nunca para enmascarar malos olores. Estos deben haber sido eliminados concienzudamente, erradicando la causa antes de ofrecer la casa en venta o en alquiler.

¿Listo para acometer tu propio proyecto de home staging? Pues, aparte de estos 10 consejos, en HomeServe te damos uno extra. Haz más atractiva tu vivienda para los inquilinos más exigentes (y más dispuestos a abonar una renta alta a cambio de un buen producto) contratando uno de nuestros packs de reparaciones, como Home Total. Con él, los arrendatarios tendrán la tranquilidad de que cualquier avería en el hogar será subsanada al instante, sin excusas ni embrollos. Home staging + HomeServe = ¡tu fórmula del éxito!

 

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.