Ropa de color en el tambor de la lavadora

¿Qué es el centrifugado de la lavadora?

En HomeServe te damos las claves para que sepas para qué sirve el centrifugado de la lavadora y cómo elegir el más adecuado.

Salvador de la Casa

30/09/20

Los novatos en eso de poner la lavadora se pueden preguntar para qué sirve, pero lo cierto es que el centrifugado es uno de los programas más importantes de la lavadora. De hecho, no solo se puede seleccionar de forma independiente, sino que prácticamente todos los demás finalizan con uno, más o menos suave.

A la hora de poner la lavadora no solo hay que fijarse en el detergente que utilizar o la temperatura del agua. Elegir el centrifugado adecuado hará que la ropa se seque antes, no se arrugue demasiado y se mantenga nueva durante más tiempo.

Ropa centrifugando en la lavadora

¿Para qué sirve el centrifugado?

Cuando la ropa ya está limpia tras lavarse con el programa seleccionado, comienza la fase de centrifugado, que elimina gran parte de la humedad. Es importante tener en cuenta que esta función no seca del todo las prendas, pero sí ayuda a que no salgan del aparato goteando agua.

La ropa que debe lavarse a mano puede tardar demasiado en secarse si no se escurre bien. Cuando no se trata de prendas muy delicadas, se puede reducir un poco la humedad eligiendo un ciclo solamente de centrifugado suave. De este modo también evitarás que se estropeen por estar durante demasiado tiempo mojadas.

¿Cómo funciona el centrifugado?

Las lavadoras aprovechan las leyes de la física para hacer que la ropa pierda humedad tras el lavado. Una vez terminado el último aclarado, el motor comienza a girar rápidamente generando una fuerza centrífuga que hace que el agua salga despedida hacia la pared del tambor, que la absorbe.

En definitiva, durante el centrifugado el agua se separa de las prendas. Dependiendo de la velocidad a la que gire el tambor, la ropa saldrá más o menos húmeda de la lavadora.

Técnico de HomeServe arreglando una lavadora

¿Qué revoluciones elegir en el centrifugado de la lavadora?

La velocidad de centrifugado se mide en revoluciones por minuto. Cuanto más alto sea este número, más rápido girará la ropa y más humedad perderá. También es cierto que la ropa se arrugará más y, si es delicada, puede estropearse.

Por lo tanto, antes de elegir las revoluciones se debe tener en cuenta el tipo de prendas que estamos lavando:

  • Centrifugar a 1400 o 1200 rpm reduce a la mitad la humedad de la ropa. Es apropiado para ropa fabricada en materiales resistentes como el algodón, la lana o el nylon.
  • Si se seleccionan 800 rpm solamente se eliminará el 40% de la humedad, la velocidad perfecta para prendas bordadas, sintéticas o de poliéster.
  • El centrifugado a 600 rpm deja un 80% de humedad en la ropa. Por lo tanto, sale de la lavadora muy húmeda, pero trata con cuidado tejidos delicados como la seda o el encaje.

bannerlocation

Si notas que tu lavadora no centrifuga adecuadamente, avisa a un técnico especializado para que detecte y repare el problema de forma rápida y segura. Y si quieres cerciorarte de que tus electrodomésticos reciben el mantenimiento adecuado a lo largo del año o contar siempre con los servicios de un experto para reparar una avería urgente, contrata uno de los packs de reparación de electrodomésticos de HomeServe. Un seguro para proteger todos los aparatos de tu hogar.

LLAMAR | HomeServe

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.