Hombre colocando toma de tierra

Toma de tierra: qué es y para qué sirve

¿Quieres conocer a fondo una instalación eléctrica? En HomeServe te contamos para qué sirve y cómo funciona una toma de tierra.

Salvador de la Casa

22/09/20

Seguro que alguna vez te has preguntado, al estar de viaje, el motivo por el que algunos enchufes tienen una tercera clavija. O, al cambiar un enchufe, para qué sirve el tercer cable que se debe conectar y que normalmente es de color verde y amarillo.

La respuesta es sencilla: se trata de la toma de tierra. La puesta a tierra (PAT) es una de las partes más importantes de la instalación eléctrica de una casa, ya que se encarga de proteger a las personas y a los aparatos eléctricos.

¿Qué es la toma de tierra?

La definición exacta, según la RAE, es un “conductor o dispositivo que une parte de la instalación o aparato eléctrico a tierra, como medida de seguridad”.

La toma de tierra es, en definitiva, un sistema de cableado que va desde cada uno de los enchufes de una vivienda hasta un electrodo enterrado en la tierra y que permanece siempre en contacto con ella.

Otros elementos que deben estar conectados a tierra en la instalación de una vivienda son:

  • La antena de televisión.
  • El pararrayos.
  • Cualquier equipamiento metálico de gran tamaño como las calderas, las tuberías, los soportes de hormigón o los cables de los ascensores.

Hombre poniendo el cable de toma de tierra en un enchufe

¿Para qué sirve la toma de tierra?

La PAT tiene tres funciones principales:

  • Proteger a las personas de las descargas eléctricas que se pueden desencadenar tras una subida de tensión.
  • Evitar que la instalación y los electrodomésticos se estropeen por un exceso de energía.
  • Mejorar la calidad de la señal eliminando el ruido electromagnético.

¿Cómo funciona la toma de tierra?

Cuando se produce una subida de tensión y, por lo tanto, se genera más energía de la que debería, el sistema hace que el exceso de electricidad llegue a tierra a través de los cables PAT y allí se neutralice. Al anularse en el suelo, se evita que las personas reciban una descarga o que los electrodomésticos sufran una avería.

Los usuarios no somos conscientes de la función que realiza pero, gracias a la intervención de este sistema, el diferencial del cuadro eléctrico de las viviendas salta cuando se detecta un aumento excesivo de la energía.

Partes de la toma de tierra

Toda instalación de toma de tierra debe contar con los siguientes componentes:

  • Electrodo de tierra: que canaliza el exceso de energía que proviene de la instalación eléctrica.
  • Borne principal: una barra de metal colocada en los contadores de luz y a la que se enganchan todos los conductores de la instalación.
  • Línea de enlace a tierra: que une el borne principal con el anillo de PAT.
  • Línea de tierra: es el conductor de protección, uniendo las masas con la puesta a tierra. Puede ser única o con ramificaciones.

Normativa para la instalación de la toma de tierra

Instalar la puesta a tierra de forma correcta es fundamental para evitar accidentes y garantizar la seguridad. Antes de ponerse manos a la obra, se debe conocer la normativa actual y asegurarse de cumplirla para evitar accidentes.

Información general

Algunas normas básicas que seguir a la hora de instalar una toma de tierra son:

  • Las PAT deben estar enterradas de tal modo que los efectos climáticos no aumenten su resistencia y nunca a menos de 0,50 metros de profundidad. En zonas con grandes heladas no menos de 0,80 metros.
  • La toma de tierra debe disponerse en forma de anillo cubriendo todo el perímetro del edificio.
  • No está permitido utilizar elementos metálicos de otros sistemas de servicio (tuberías o tubos de gas, por ejemplo) como toma de tierra.

Electricista de HomeServe arreglando un enchufe

Materiales a utilizar en una toma de tierra

Los materiales de una toma de tierra no deben afectar a la resistencia ni a la seguridad de la instalación eléctrica, por lo que no deben ser corrosibles.

Según la normativa oficial, los electrodos deben ser conductores de cobre con resistencia eléctrica de clase 2 y los conductores de tierra, fabricados en cobre, deben tener una sección mínima de 35 mm2.

Conocer a fondo la normativa y contar con la destreza necesaria para instalar una toma de tierra no es sencillo ni apto para aficionados. Además, resulta fundamental realizar un correcto mantenimiento del sistema eléctrico de una vivienda, incluyendo la toma de tierra, para tener la tranquilidad de vivir en un hogar seguro. Los electricistas profesionales de HomeServe realizan una revisión a fondo de todos los elementos de la instalación para solucionar los posibles inconvenientes.

Para estar tranquilo durante todo el año, nada mejor que los packs de reparación de electricidad de HomeServe. Con ellos podrás acceder a todas las intervenciones necesarias y a un seguro que cubre los daños producidos por subidas de tensión o fallos en la red. ¡Infórmate sin compromiso!

LLAMAR | HomeServe

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.