Mano de hombre cerrando un radiador

¿Cuál es la temperatura ideal para la calefacción?

¿No sabes a qué temperatura poner la calefacción? En HomeServe te damos las claves para encontrar tu temperatura de confort. ¡Descúbrelas!

Salvador de la Casa

12/11/20

La bajada de temperaturas es un hecho y son pocos los que aún no han encendido la calefacción. Entrar en casa y percibir el calor inmediatamente resulta irresistible, además de ofrecernos una indescriptible sensación de bienestar y confort. Es la verdadera definición del dicho: “como en casa no se está en ningún sitio”.

Pero ¡cuidado! Para sentirnos a gusto en casa no es necesario poner la calefacción demasiado alta. Si queremos lograr un equilibrio entre una temperatura de confort en el hogar y un consumo energético racional que respete el medio ambiente, lo mejor es no subir mucho el termostato y vestirnos en casa con prendas abrigadas. Piensa que sentir el tacto suave de los tejidos polares también es un enorme placer.

Es cierto que la sensación de frío o calor depende mucho de las personas y de las costumbres que tengan, por lo que cada familia debe encontrar la temperatura de confort adecuada para su situación particular. La recomendación del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE)  es no dejarse llevar por la emoción y utilizar la calefacción con cabeza para evitar altos consumos, gastos descontrolados, emisiones excesivas e, incluso, problemas de salud.

¿A cuántos grados poner la calefacción durante el día?

Cuando estamos en casa durante el día es necesaria una temperatura de entre 19 y 21 grados en la caldera. Como decíamos antes, regular el termostato dentro de estos márgenes dependerá de cada caso particular y de la actividad que se esté realizando en cada momento.

Para evitar perder calor innecesariamente puedes incluir en tu rutina diaria algunas costumbres que harán de tu hogar un lugar más eficiente:

  • Instala un termostato para programar la calefacción. Así podrás fijar los grados de forma exacta y encenderla solo cuando lo necesitas.
  • Apaga los radiadores y cierra las puertas de las habitaciones que no utilizas normalmente.
  • Cierra las cortinas para minimizar el frío que entra desde el exterior a través de los cristales.
  • Coloca alfombras sobre los suelos que no sean de madera para reducir la pérdida de calor y lograr una mayor sensación de comodidad.

¿A cuántos grados poner la calefacción durante la noche?

La recomendación del IDAE es apagar la calefacción por las noches, ya que al estar arropados no es necesaria. Según este organismo, la temperatura nocturna debe oscilar entre los 15 y los 17ºC, por lo que, si tu casa no está suficientemente aislada y los grados bajan más de la cuenta, es recomendable que la enciendas para no perder la temperatura de confort.

Lo más eficiente es, por lo tanto, apagar la calefacción en las horas nocturnas y encenderla unos minutos, si es necesario, a la hora de levantarse. Bajar todas las persianas durante la noche es una buena costumbre para evitar que el calor se vaya hacia el exterior.

bannerlocation

¿A cuántos grados poner la calefacción cuando no estamos en casa?

Muchas personas creen erróneamente que es preferible mantener a una temperatura estable la casa durante todo el día, aunque se encuentre vacía. Pero en realidad no tiene sentido tener la calefacción encendida cuando no estamos en casa.

Contar con un termostato permite programar la calefacción para que se encienda unos minutos antes de que llegues. De este modo no malgastas energía, y, además, te aseguras un grato recibimiento.

Por qué no poner la calefacción demasiado alta

Subir los grados de la calefacción más de la cuenta no aporta ningún beneficio, es más, en realidad genera muchos inconvenientes como:

  • Un gasto excesivo, ya que por cada grado que sube la temperatura el consumo de energía aumenta un 7%.
  • Sequedad en el ambiente, que comienza a notarse a partir de los 23 grados.
  • Despilfarro; en realidad la casa no se calienta antes porque se encienda la calefacción al máximo.
  • Problemas de salud como deshidratación, dolor de cabeza, sequedad en la piel y en los ojos o un empeoramiento en personas con alergias. Si la temperatura es demasiado alta por la noche, puede provocar problemas para conciliar el sueño.

Para conseguir la temperatura ideal en el hogar y poder regularla y programarla en función de nuestras necesidades, es buena idea contar con un mantenimiento adecuado de todo el sistema. Cuando surge alguna avería o hay que revisar la caldera o los radiadores, ten siempre a mano el teléfono para contactar con tu técnico en calefacción profesional de confianza. ¡No más sustos ni complicaciones!

En HomeServe ponemos a tu disposición nuestro pack de reparación de calefacción, un seguro de mantenimiento para la caldera, los calentadores o los radiadores con el que podrás estar tranquilo durante todo el año.

Botón llamar a HomeServe

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.