Placa de inducción encendida

Principales averías que puede sufrir una placa de inducción

En HomeServe te contamos cuáles son las principales averías de una placa de inducción, a qué componentes afectan y cuál es la solución.

Salvador de la Casa

28/04/20

Las placas de inducción son rápidas, eficientes y fiables, pero a veces también se estropean. Al contar con un mecanismo de funcionamiento más complejo de lo habitual, puede resultar difícil detectar la avería, ya que en ocasiones un mismo indicador puede ser síntoma de dos incidencias diferentes.

Cuidar la placa y seguir las instrucciones del fabricante es esencial para reducir, y mucho, el número de averías. Un buen cuidado se traduce en un periodo de vida más largo para la placa de inducción. Aun así, fallos de fabricación, problemas eléctricos, subidas de tensión o pequeños despistes a la hora de cocinar pueden estropear este electrodoméstico.

Llamar a un técnico de electrodomésticos | HomeServe

Veamos cuáles son las principales averías que pueden sufrir las placas de inducción y la mejor forma de arreglarlas.

1. La placa de inducción tiene arañazos

El cristal de la placa puede rayarse si se limpia de forma inadecuada, si se utilizan utensilios punzantes o si no se trata con delicadeza.

Los arañazos son antiestéticos y pueden acumular suciedad, pero no afectan al funcionamiento de la placa de inducción. A pesar de estar rayada, la placa seguirá funcionando.

Para mejorar el aspecto de los arañazos, ya que no se pueden eliminar del todo, es fundamental mantener siempre bien limpia la zona, utilizando una bayeta húmeda después de cada uso y secando suavemente con un paño.

Hombre encendiendo una placa de inducción

2. El cristal de la placa de inducción se ha roto

A veces las prisas nos juegan una mala pasada. Por querer ir demasiado rápido se nos escurre una cazuela o una cuchara y ¡se rompe el cristal de la placa!

Las placas vitrocerámicas normalmente siguen funcionando con el cristal roto, pero no es aconsejable utilizarlas, ya que el calentamiento puede ser irregular y, además, se pueden filtrar líquidos o restos de comida al interior, lo que agrava la avería.

bannerlocation

La única reparación posible para un cristal roto es cambiarlo completamente. Ten en cuenta que el cristal es una de las piezas más caras de una placa de inducción, por lo que, a no ser que seas un experto, lo mejor es llamar a un técnico en placas de inducción que reemplazará el cristal con la precisión y el cuidado necesarios.

3. La placa de inducción no se enciende

Cuando la placa de inducción no se enciende puede deberse a varios motivos, por lo que habrá que observar más detenidamente el error para dar con el problema.

Lo más habitual es que, si una placa de inducción no se enciende, se deba a una de estas dos razones:

  • Estamos utilizando un recipiente que no es ferromagnético y, por lo tanto, la placa no percibe su presencia.
  • Uno o varios sensores están estropeados y, aunque estemos colocando un recipiente adecuado, no lo detecta. Si no se cambian los sensores defectuosos a tiempo, la avería puede llegar a afectar al módulo de control.

4. Al encender la placa de inducción saltan los plomos

Si al encender la placa de inducción saltan los plomos, podemos estar ante varios problemas diferentes y de distinta gravedad:

  • El enchufe o el cable de alimentación están estropeados. En este caso el arreglo es sencillo, ya que la avería no afecta directamente a la placa. Simplemente tendremos que cambiar el elemento dañado tan pronto como sea posible.
  • El módulo de potencia o el módulo de control están estropeados. Cada uno de estos componentes cuenta con elementos a los que atribuir la avería, por lo que la reparación debe realizarla un técnico experto.

5. La placa de inducción no calienta

En otras ocasiones la placa se enciende correctamente y detecta el recipiente con el que vas a cocinar, pero cuando regulas la temperatura, no se calienta. El origen de esta avería puede ser diverso y, como hemos comentado anteriormente, difícil de determinar si no eres un experto:

  • Uno de los fuegos, o zonas de cocinado, está averiado.
  • La placa electrónica, es decir, la placa de control, no funciona.
  • El conmutador está averiado o se ha desplazado de su sitio.
  • El circuito eléctrico está fallando.

6. La temperatura disminuye en la placa de inducción

Puede ocurrir que estés cocinando y la temperatura vaya bajando gradualmente sin que tú cambies la selección. A veces no tienes que preocuparte, ya que cuando cocinamos a fuego alto durante un tiempo prolongado, la placa reduce la temperatura si nota que esta alcanza cierto límite.

Otras veces, el fallo puede estar en una falta de espacio para la ventilación frontal de la placa. Si no hay margen suficiente para que el calor se disperse, la placa se enfría como medida de seguridad.

Técnico de electrodomésticos de HomeServe acudiendo a un domicilio

7. La placa de inducción hace ruido

Al contrario de lo que sucede con otros electrodomésticos, cuando cocinamos con una placa de inducción es normal que esta haga algunos ruidos. El efecto electromagnético, responsable del funcionamiento del electrodoméstico, genera una ligera vibración sonora en la bobina.

Pero no te confíes. Lo normal es que escuches ligeros silbidos, algún zumbido o un chasquido cuando seleccionas una temperatura muy alta. Si oyes un ruido más alto, debes llamar a un técnico para que analice si se debe a una avería potencialmente grave.

8. La placa de inducción se apaga

Cuando una placa de inducción lleva un rato encendida pero no detecta ningún utensilio, se apaga transcurrido un tiempo. Éste suele ser el principal motivo por el que una placa se apaga, que no nota la presencia del recipiente.

Normalmente la avería está en el módulo de potencia o en el de control. Cuando uno de estos dos componentes se estropea, la placa no detecta las cazuelas ni las sartenes.

Es posible que la placa de inducción sufra otras averías, pero en este post hemos tratado de hablar de las más habituales, las que normalmente nos encontramos cuando acudimos a las casas de nuestros clientes.

Insistimos: la reparación de una placa de inducción puede ser muy complicada, ya que su sistema de funcionamiento es complejo. Así que el mejor consejo que podemos darte es que llames a un técnico especialista en placas de inducción para que diagnostique y arregle la avería de forma rápida y segura.

¿Te gustaría contar con el respaldo continuo de los técnicos de HomeServe? ¿Que acudiéramos al instante si tienes algún problema con tu placa de inducción, tu frigorífico o tu lavadora? No lo dudes y contrata uno de nuestros packs de reparación de electrodomésticos. ¡Tranquilidad asegurada por unos pocos euros al mes!

Llamar a un técnico de electrodomésticos | HomeServe

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.