ventilador

Las 3 claves para la puesta a punto de tu ventilador de techo

En HomeServe te contamos las 3 claves que no puedes pasar por alto a la hora de poner a punto tu ventilador de techo. ¡No te lo pierdas!

Salvador de la Casa

05/07/17

Además de ser un elemento imprescindible en la ambientación de infinitas películas - ¿quién no recuerda el comienzo de Apocalypse Now? - el ventilador de techo es, sin duda, una interesante alternativa para ciertos espacios y momentos. Ya no solo por su bajo consumo, que incluso combinado con el aire acondicionado puede ayudar a reducir el impacto del segundo en nuestra factura de la luz, sino por su fácil instalación y su efecto “anti-insectos”.

Por todo ello, hoy quiero hablar de los pasos necesarios para poner a punto tu ventilador de techo.

Para hacerlo en condiciones y que nunca olvides las partes importantes de esta labor, voy a utilizar la regla de los tres verbos de cualquier manitas instalador: limpiar, comprobar y observar.

1. Antes de nada, desempolva el aparato

Seguramente tu ventilador ha pasado todo el invierno sin funcionar, y quizás no ha sido el primer sitio por el que has empezado a limpiar cada semana, ¿verdad?

Bueno, pues antes de ponerlo en marcha es interesante hacerlo. En primer lugar, porque a estas alturas del año acumulará una cantidad de ácaros que no deseas que se alojen en tu sistema respiratorio (especialmente si hay alérgicos o asmáticos en casa).

Además, el polvo acumulado en el aparato puede taponar los orificios de entrada de ventilación del motor y provocar, por ejemplo, que las palas no giren o que el motor haga ruido por falta de refrigeración.

Descubre las instrucciones para poner a punto tu ventilador de techo este verano y ahorrar tiempo y problemas en averías y gastos mayores en tu factura eléctrica.

Aun así, de cara a temporadas sucesivas, intenta que tu ventilador no pase mucho tiempo inactivo. Un buen truco siempre es guardarlo con alguna protección para evitar la acumulación excesiva de polvo.

Como siempre recomiendo, asegúrate de que el ventilador está desenchufado antes de empezar a limpiar el motor. No queremos sustos, ¿verdad? Y para llegar hasta el aparato, utiliza una escalera lo suficientemente alta como para alcanzar todos los elementos con facilidad, sin tener que hacer equilibrios que puedan desembocar en una caída.

Y ya que te has decidido a dejar la casa como los chorros del oro, intenta no ensuciar el resto de la habitación. Antes de empezar con la limpieza, coloca una sábana vieja o un trapo grande en el suelo que recoja la suciedad o el agua que puedan caer. Tapa los muebles grandes o sofás que no puedas mover y que están colocados debajo del ventilador. Con este truco tan sencillo no tendrás que preocuparte de limpiar los muebles o el suelo más tarde.

Cómo limpiar el motor del ventilador

El motor es un elemento muy delicado. Para evitar que se estropee, tienes que ser muy cuidadoso y tratarlo con suavidad. Empieza por la cadena de tracción, límpiala con un paño suave o un cepillo hasta que hayas eliminado todo el polvo. Después, encárgate de la carcasa; esta parte es menos frágil y puedes cepillarla de forma más enérgica, pero, igualmente, asegúrate de no dañarla.

Cómo limpiar las aspas del ventilador

Para limpiar las aspas, empieza quitando el polvo con un paño. Tienes que ser delicado para no estropearlas, pero no tanto como con el motor. Es posible que no puedas limpiarlas del todo porque hay restos de aceite. En ese caso, ¡es el momento de afanarse a fondo!

Humedece un trapo y añade un chorro de limpiador específico para grasa no sea abrasivo. Frota las aspas por los dos lados. Utiliza otro trapo húmedo para aclarar bien toda la superficie y, por último, seca las aspas por completo, porque no eliminar la humedad haría que se ensuciaran más rápido.

bannerlocation

2. Las comprobaciones básicas antes de arrancar

Lo has desempolvado y estás deseando que se ponga a funcionar, pero de repente… oh, oh, algo no funciona. Sin duda, el primer paso que debemos dar si el ventilador no responde, es revisar si le llega la corriente.

Comprueba los fusibles, que el interruptor está encendido o, si el aparato es nuevo, que has retirado las lengüetas que fijan el motor. Como siempre te digo, si no estás seguro de hacerlo tú mismo, deja que se encargue un profesional para evitar riesgos eléctricos.

También es interesante, antes de encenderlo, echar un vistazo y comprobar que todos los tornillos están bien apretados y la bombilla bien enroscada. Esto evitará la mayor parte de los ruidos que puedas sentir al encenderlo.

Otro punto crítico que debes tener muy en cuenta es la fijación al techo. Revisa que el mástil que sujeta el ventilador sigue en su anclaje y que las palas están bien atornilladas y niveladas.

Si el ventilador cuenta con un mando a distancia, comprueba el estado de las pilas. Aun así, el problema también puede estar en el receptor del mando del ventilador y puede que necesite algún tipo de asistencia.

Lubricar el ventilador de techo

Muchos ventiladores necesitan aceite para funcionar correctamente. Comprueba si necesita lubricación antes de ponerlo en marcha introduciendo un bastoncillo por el agujero de engrase, que suele encontrarse en la parte superior del motor. Si el bastoncillo sale limpio, tendrás que añadir aceite al sistema:

  1. Comprueba en el manual de instrucciones el tipo de aceite que necesita tu ventilador, ya que si utilizas uno diferente puede estropearse.
  2. Antes de echar el aceite al motor, limpia el agujero de engrase para evitar que se tapone con polvo o restos de grasa.
  3. Una vez limpio, vierte el aceite con cuidado comprobando poco a poco hasta que el bastoncillo salga manchado.

Descubre las instrucciones para poner a punto tu ventilador de techo este verano y ahorrar tiempo y problemas en averías y gastos mayores en tu factura eléctrica.

3. Observar, el tercer mandamiento

Tras esta puesta a punto básica siempre es interesante que durante los primeros días observes con mayor atención el funcionamiento del ventilador de techo para identificar cualquier comportamiento anómalo, como que las aspas se muevan más despacio, por ejemplo. 

Este problema tendría que ver con el capacitador del aparato, y para arreglarlo es mejor contar con un electricista o un profesional de la climatización que también te podrá aconsejar sobre el mantenimiento y limpieza de tu aparato de aire acondicionado.

Recuerda que en HomeServe ¡El primer servicio es GRATIS*! ¡Llama ya al 911 774 593 e infórmate sin compromiso! ¡Damos servicio en toda España! (*Consulta condiciones)

Llamar a un técnico de aire acondicionado | HomeServe

Y como buen manitas, después de estos tres verbos llega el cuarto, por supuesto: ¡disfrutar! Así que, túmbate, pon en marcha el aparato y relájate merecidamente tras la puesta a punto de tu ventilador de techo.

¿A pesar de todas estas recomendaciones no te atreves a ponerte a limpiar? ¿Te da miedo tocar alguna pieza y que se estropee? ¡No te preocupes! Contrata nuestro pack de reparaciones de climatización Home Frío y Calor y deja en manos de los profesionales de HomeServe las reparaciones y revisión del aire acondicionado y los ventiladores de tu casa.

LLAMAR | HomeServe

 

 

 

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.