Do It Yourself: cómo convertirte en todo un manitas y aprender idiomas al mismo tiempo

Aprender inglés, francés o cualquier otro idioma tiene mucho que ver con nuestra afición (qué diantres, pasión absoluta) por las manualidades en todas sus formas y disciplinas: en ambos casos se trata de aprender a buscarte la vida en cualquier situación.

Por eso hoy tenemos un par de recomendaciones muy interesantes que hacerte. Lograrán que avances a pasos agigantados en ambas misiones, ahorrando tiempo por el camino.

Porque nuestros compañeros de HomeServe —empresa internacional de la que formamos parte— en Reino Unido y en Francia también tienen sus propios blogs sobre DIY (Do It Yourself para nuestros colegas británicos) y faire vous-même (según nuestros compis franceses). Y hemos de decir con orgullo máximo que son tan inspiradores y están hechos con tanto cariño como este nuestro ‘hogar con mucho oficio’.

Y te damos dos motivos para seguirlos desde hoy mismo…

1. Ni el Rey Lear ni Walter White tenían problemas con su caldera

Que te veo venir, bacalao… “es que yo ya practico mi inglés viéndolo todo en versión original…” Muy bien, aplaudimos tu sabio uso de los recursos audiovisuales. Pero, dinos, ¿cuántas veces has visto a un personaje de Shakespeare purgar un radiador? ¿Qué hacen en Winterfell o en el parque de Westworld cuando se atascan las tuberías? ¿Cómo atacan las manchas de humedad en las paredes de los Pollos Hermanos?

Pues eso. Que te irás de vacaciones a Londres, o a vivir a Dublín, y te encontrarás con que todo ese slang que aprendiste en The Wire ni te servirá para entender sus trapicheos (los bajos fondos irlandeses no se parecen a Baltimore ni en el olor de los astilleros) ni para hacerte entender con el técnico local.

En Ketchup (así se llama el genial blog de nuestros camaradas del Reino Unido), hallarás CASI tantos trucos e ideas como aquí. Descubrirás a algunos colaboradores temáticos que derrochan simpatía y saber hacer en sus respectivas especialidades, como Marvel Jes o Skint Dad (progenitor con excelentes consejos para ahorrar aquí y allá en los gastos habituales de un hogar).

Si quieres empezar por algunos puntos muy útiles, te recomendamos los posts Consejos de un padre sin un duro para hacer un presupuesto doméstico a 12 meses, y La guía para padres que trabajan en casa. Te sentirás identificado. Te sorprenderán sus ideas. Te harás mega FAN.

¿Quieres otro motivo para añadir a favoritos un blog sobre peripecias domésticas en el idioma de Molière?

2. A Sarkozy y Carla Bruni se lo hacen todo en su casa de París.
¿A ti también?

Que sí, que mola mucho ir a esquiar a Chamonix-Mont-Blanc y bajar por una pista negra con más soltura que Adrián Solano, pero ¿y si se estropea la calefacción del bungalow que alquilaste a pie de pista? ¿Cómo se lo cuentas al plombier de turno? Aha! Touché, mon ami

Para eso está HomeServe: Les Bons tuyaux (los buenos consejos). Descubrirás que sabes más francés del que piensas mientras, de paso y con buena letra, aprendes a llevar un mantenimiento perfecto de tu frigorífico, elegir la almohada adecuada, o proteger tus tuberías contra la congelación.

Ya lo decía tu abuela mientras te guiñaba un ojo: “hay que tener amigos en todas partes…”

En nuestro caso, tener compañeros en tantos sitios no solo nos hace más grandes, sino también más curiosos y con más recursos. Te invitamos a disfrutar del talento de nuestros fontaneros, pintores, cerrajeros y otros tantos gremios homólogos en Francia y Reino Unido para aprender, de paso, todos sus secretos como ya haces con nosotros.

See you tomorrow! à demain! 😉

(Visited 163 times, 1 visits today)