Herramientas para el mantenimiento de un piso

Soluciones de mantenimiento para un piso de alquiler

En HomeServe te contamos qué tiene que hacer un propietario para realizar el mantenimiento de un piso de alquiler. ¿Te interesa?

Salvador de la Casa

19/01/22

Una de las mayores preocupaciones de los propietarios de pisos de alquiler que me he ido encontrando a lo largo de mi carrera es el mantenimiento de la vivienda. Esta preocupación viene de tres fuentes principales: el mantenimiento mientras el piso está vacío para que no se estropee y, además, poder alquilarlo lo antes posible, el mantenimiento mientras el piso está alquilado y el tipo de mantenimiento que harán los inquilinos a la vivienda.

Una vez que tienes claras cuáles son las reparaciones de las que te tienes que hacer cargo, el siguiente paso es encontrar la mejor forma de afrontarlas para que la relación entre propietario e inquilino discurra sin contratiempos.

Mujer pintando un mueble de blanco

Mantenimiento antes de alquilar tu piso

Un piso vacío es un piso que se estropea por el desuso, ¡casi más que si está lleno de gente! Para evitar males mayores y mantenerlo en condiciones óptimas para poder alquilarlo lo antes posible, te recomiendo crear un plan de mantenimiento.

Haz visitas regulares

No olvides dar una vuelta por tu piso de vez en cuando para comprobar cómo está. Si tienes una gotera, por ejemplo, será de vital importancia que lo detectes lo antes posible. Así evitarás que la avería vaya a más, que la humedad se extienda, que la pintura se caiga y que los destrozos afecten a más vecinos.

Puesta a punto

Un repaso a las zonas susceptibles de generar una avería es la clave para hacer la puesta a punto a una vivienda para alquilar. Te comento cuáles son las principales reparaciones que deberías realizar para tener un piso de 10:

  • Da una mano de pintura a techos y paredes.
  • Sella con silicona los perfiles de bañeras y mamparas.
  • Coloca burletes en puertas y ventanas.
  • Arregla los grifos que goteen o no cierren bien. Plantéate cambiarlos, durarán mucho más tiempo y tus inquilinos lo agradecerán.
  • Pide a un electricista que compruebe el estado de la instalación y cambia los interruptores y enchufes que no funcionen del todo bien.
  • Comprueba que todos los electrodomésticos funcionan como deberían. Si no es así, repáralos o cámbialos por uno nuevo, puede que estén llegando al final de su vida útil.
  • Por supuesto, arregla cualquier avería más grave que puedas tener, como goteras, grietas o fallos en la calefacción.

Realizar este mantenimiento cada cierto tiempo es muy importante, si quieres olvidarte de pedir presupuestos, comparar y sumar gastos, confía en los packs de reparaciones Multigremio de HomeServe, nuestros profesionales se encargarán de lo que necesites para tener tu casa siempre lista para alquilar.

Técnico de HomeServe revisando una caldera

Haz un lavado de cara

Una buena presentación lo es todo. ¿Prefieres vivir en un piso luminoso, limpio y ordenado o en una vivienda antigua y no muy limpia? Está claro, tus inquilinos querrán lo mismo que tú. No hace falta que cambies todos los muebles o reformes tu vivienda de arriba abajo, un estudiado home staging o un ligero lavado de cara pueden hacer maravillas. ¿Empezamos?

  • Limpia a fondo: deja la campana extractora como una patena, elimina la cal de la mampara, deja blancas las juntas de los azulejos… Puede llevar algo de tiempo, pero los resultados serán inmejorables.
  • Repara muebles. Olvídate de una mesa que cojea, una cama que cruje o una silla que se mueve cuando te sientas; repara todo lo que esté en tu mano y aprovecha para barnizar o dar una capa de pintura en tonos claros. ¡Tus muebles parecerán nuevos!
  • Prescinde de lo innecesario. Cuadros con valor sentimental, recuerdos de viajes que hiciste, cojines que te regaló tu abuela… Sé sincero, tus inquilinos preferirán ver un piso mucho más limpio y minimalista.
  • Pinta los azulejos. Si no cuentas con presupuesto para hacer reforma en el baño o la cocina, pero los azulejos no están en buen estado, dales una mano de pintura. ¡El cambio será evidente!

Mantenimiento y reparaciones de un piso de alquiler

Una vez que hayas alquilado el piso, no te olvides del mantenimiento. Si haces un seguimiento cada cierto tiempo, evitarás males mayores:

  • Desatasca, más bien limpia en profundidad, las tuberías cada 2 meses.
  • Limpia y revisa los canalones una vez al año.
  • Pasa la revisión de caldera anual obligatoria.
  • Revisa los aparatos de aire acondicionado todos los años antes de que llegue el calor.
  • Repasa la pintura cada 3 o 4 años, preferiblemente en tonos claros para dar más luz.
  • Revisa la instalación eléctrica cada 5 años.
  • Lija y barniza la tarima cada 10 años, si es parqué puedes esperar un poco más.

Como ves, algunas reparaciones son de muy larga duración así que mejor hacerlas a tiempo para evitar posibles complicaciones, ¿no?

Y para imprevistos, la comunicación con tus inquilinos es muy importante, cuanto antes te cuenten qué está fallando antes podrás repararlo y la avería no tendrá mayores consecuencias.

Si no sabes bien por dónde empezar o cómo gestionar este mantenimiento, piensa en los packs de reparaciones específicos para fontanería, electricidad o climatización de HomeServe, puedes elegir el que más se adapte a tus necesidades, dejar las revisiones en manos de profesionales y olvidarte.

bannerlocation

Mantenimiento del piso por parte del inquilino

Es lógico pensar que los inquilinos cuidarán del piso alquilado para evitar que se estropee y vivir a gusto en su propia casa. Pero, sorprendentemente, no siempre es así y hay inquilinos que desatienden hasta los cuidados más básicos como la limpieza.

Si quieres asegurarte de que el mantenimiento de tu piso cumple con los requisitos mínimos, te recomiendo que incluyas una cláusula en el contrato. Lo más habitual es que esta cláusula especifique que el inquilino deberá devolver el piso en las mismas condiciones que lo recibe, aunque si crees que es demasiado genérica puedes incluir todos los puntos que creas importantes para evitar que la vivienda se estropee más de lo normal. Si te sientes más cómodo, incluye fotografías de cómo se encuentra la vivienda en el momento de la entrega de llaves.

Como ves, un buen mantenimiento de tu piso es cuestión de utilizar el sentido común, ser constante y no tener miedo a invertir un poco de dinero para conseguir un objetivo importante. A la larga este pequeño gasto te ahorrará mucho en dinero, tiempo y disgustos.

Cookies en Homeserve

Este sitio web usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Para más información, accede a nuestra política de cookies

Cookies en Homeserve
Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.