Herramientas para reparaciones

Reparaciones en pisos de alquiler: ¿cómo optimizar el gasto si eres el arrendador?

Salvador de la Casa

22/11/19

Cuando se redacta un contrato de alquiler hay que tener en cuenta todas las peculiaridades de la vivienda y detallar todo aquello que nos interese, ya que este documento regirá la convivencia entre arrendatario y arrendador a lo largo de todo el tiempo que dure el contrato. Pero no es muy habitual que se especifique quién debe encargarse de las reformas y reparaciones, por lo que las averías se pueden convertir en un foco de conflicto.

 Para evitar malentendidos debemos conocer las leyes de Propiedad Horizontal y de Arrendamientos Urbanos, que regulan las cuestiones relativas a las comunidades de propietarios y a los contratos de alquiler.

Contrato de un piso de alquiler

En un piso de alquiler, ¿quién paga las reparaciones?

Cuando el contrato de alquiler no especifica nada sobre las reparaciones, se debe acudir al artículo número 21 de la Ley 29/1994 de Arrendamientos Urbanos. En este artículo se especifica que “el arrendador está obligado a realizar todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido” y que “las pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario de la vivienda serán de cargo del arrendatario”. 

En otras palabras, las reparaciones que afecten a la estructura de la vivienda las debe realizar el propietario de la vivienda, mientras que el inquilino deberá hacerse cargo de las reparaciones de elementos de uso diario como grifos, cerraduras o persianas. 

Reparaciones a cargo del arrendador

Como acabamos de ver, el dueño del piso de alquiler debe encargarse de todas las reparaciones relativas a la estructura de la vivienda, pero ¿qué elementos son parte de la estructura? A continuación, te contamos las reparaciones más habituales que afectan a la estructura de una vivienda. 

Techos y paredes

Las paredes y el techo son una parte básica de la estructura de una vivienda. No es habitual que causen problemas graves, pero sí que suelen necesitar reparaciones básicas para evitar males mayores:

  • Goteras y humedades
  • Agujeros y grietas
  • Desconchones o suciedad en la pintura 

Tuberías

Normalmente no prestamos atención a las tuberías hasta que se estropean. Antes de que la avería sea grave, es importante cuidarlas y realizar el mantenimiento adecuado. Las averías más habituales en tuberías son:

  • La tubería tiene un atasco que puede provocar humedades o goteras
  • Salen malos olores de las tuberías o del desagüe
  • Hay poco flujo de agua
  • El agua sale sucia 

Suelos

No importa si son de madera o cerámicos, los suelos suelen dar problemas leves que, si no se tratan a tiempo, pueden provocar situaciones de riesgo. Los daños más comunes son:

  • El suelo está hundido o abombado
  • Hay fisuras y grietas en el suelo
  • Se necesita lijar un suelo de madera o pulir uno cerámico  

Mantenimiento del piso de alquiler mientras está vacío

Además de estas reparaciones, hay que tener en cuenta que, mientras se está a la espera de encontrar un inquilino, el arrendador debe encargarse del mantenimiento de su piso de alquiler para evitar que se deteriore y poder alquilarlo en óptimas condiciones. Este mantenimiento básico incluye aquellas reparaciones que, cuando el piso ya está alquilado, deben correr a cargo del inquilino y que habitualmente afectan a:

  • Grifos. Las averías más comunes suelen ser un grifo que gotea o que no salga agua.
  • Cerraduras. Normalmente cuando una cerradura se estropea es porque la llave no entra, no gira o se ha quedado atascada.
  • Persianas. Las averías más habituales son que una persiana no suba o no baje, que se baje sola, que esté atascada o que se haya roto alguno de sus elementos.
  • Cisternas. Entre los problemas más frecuentes con una cisterna figuran que salga mucha agua al tirar de la cadena, que no salga agua o que no funcione el botón de descarga. 

Mantener en perfectas condiciones un piso de alquiler y realizar las reparaciones que surjan con el paso del tiempo supone un doble esfuerzo para el arrendatario. Por un lado, deberá buscar un buen profesional que repare la avería y por otro, tendrá que afrontar el coste económico derivado.

Reparación de una tubería

 

En HomeServe tenemos la solución: Home Total, una tarifa plana de reparaciones del hogar con la que, como arrendador, tendrás cubiertas la mayoría de las pequeñas incidencias que pueden surgir en tu piso de alquiler. Pruébalo. Te costará muy poco y, sobre todo, ¡te librarás de mil preocupaciones!

LLAMAR | HomeServe

 

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.