Coberturas de un seguro de hogar convencional

¿Qué coberturas tiene un seguro de hogar convencional?

Salvador de la Casa

02/08/17

¿El seguro de hogar cubre una avería en la cisterna? ¿Qué ocurre si el granizo me rompe el cristal de una ventana? ¿Y si me dejo la puerta abierta en casa y entran a robar? Todas estas preguntas son muy habituales… pero, normalmente, nos las planteamos a posteriori. Es decir, cuando el daño ya está hecho y no podemos prevenir, sino paliar. 

“Salvador, de nada vale llorar sobre la leche derramada”, me decía mi abuela. ¡Y cuánta razón tenía! De ella aprendí que, en la medida de lo posible, lo mejor es estar protegido frente a los imprevistos. Y, ¿sabes si tú lo estás ante cualquier incidencia en tu vivienda? ¿Conoces cuáles son las coberturas de un seguro de hogar convencional?

¡Quieto! No hace falta que te pongas a rebuscar el librito que te dieron cuando lo contrataste. En HomeServe te las contamos sin que tengas que moverte de donde estés. Solo tienes que desplazarte hacia abajo en la pantalla y seguir leyendo.

 Revisión de lo que cubre un seguro de hogar básico

¿Qué cubre un seguro de hogar básico?

El seguro de hogar básico es obligatorio para aquellas viviendas sujetas a una hipoteca. Ha de cubrir los daños generados en el domicilio por dos motivos:

  • Incendio. Se deben tener en cuenta tanto las pérdidas materiales como los gastos de extinción y desescombro.
  • Fenómenos atmosféricos. Arreglo de desperfectos ocasionados por temporales, lluvia, inundaciones, precipitaciones violentas, etc. 

En las casas sobre las que no pesa un préstamo hipotecario, la contratación de este tipo de seguro es opcional. 

¿Qué coberturas adicionales plantean los seguros de hogar?

Aparte de los daños por fuego o incidencias meteorológicas, la mayoría de las aseguradoras enriquece su oferta para las viviendas con un producto más completo, denominado seguro de hogar multirriesgo o todo riesgo. Este dispone de otras coberturas adicionales que varían en función de la póliza. Entre las más comunes nos encontramos con:

  • Responsabilidad Civil. Asume los inconvenientes causados a terceros, tanto por la propia vivienda como por sus habitantes, incluidas las mascotas. Pensemos en el típico ejemplo de la maceta que se cae a la calle y golpea a un peatón.
  • Daños por agua. Permite reparar los desperfectos producidos en el continente y el contenido a causa de, entre otros, una fuga o la rotura de una tubería.
  • Daños eléctricos. Incluye los derivados de la interrupción del suministro. Una posibilidad es costear la comida que se haya echado a perder en el frigorífico.
  • Robo y hurto. Dependiendo de los casos, la cobertura puede alcanzar únicamente al robo de la vivienda o extenderse también a un asalto en la vía pública.
  • Rotura de cristales y espejos. Suele comprender los cristales de ventanas, puertas, muebles, baño y placa vitrocerámica.
  • Asistencia informática. Soporte técnico para solucionar dudas respecto al uso del ordenador, el teléfono móvil o el funcionamiento de la conexión a Internet.
  • Asistencia legal. Orientación, redacción de reclamaciones y escritos y defensa jurídica en pleitos relacionados con la vivienda.
  • Manitas. Algunos seguros del hogar convencionales incluyen un servicio de manitas para pequeñas tareas de bricolaje, con el límite de unas pocas horas anuales.
  • Joyas y objetos de valor. Un apartado específico dentro del contenido de la vivienda que queda amparado por la póliza.
  • Asistencia en viaje. Para que el seguro sea más completo y atractivo, algunas compañías agregan funcionalidades para prestar servicio al asegurado durante sus viajes: atención médica, hospitalización, repatriación, pérdida de maletas, cancelaciones por fuerza mayor, etc.

 Profesional y usuarios de los planes de reparación de HomeServe 

¿Cómo estar protegido ante averías que no entran en el seguro de casa?

Como ves, contar con un seguro de hogar convencional es importante porque nos ayuda a proteger el bien más preciado que tenemos: nuestra casa.  Sin embargo, hay un sinfín de reparaciones en el hogar que no cubren los seguros tradicionales. Por ejemplo:

  • El arreglo del aparato del aire acondicionado.
  • La revisión anual de la caldera de la calefacción.
  • La reparación de la instalación del gas.
  • El tapado de roces y pequeños agujeros en la pared.
  • La sustitución de interruptores y enchufes estropeados.

 La única manera de seguir los consejos de mi abuela y obtener ayuda para afrontar estas reparaciones es recurrir a los packs de protección de HomeServe. ¡Económicos, prácticos y contratables en unos pocos clics!

 

Te llamamos ahora

Estimado cliente,

Para poder ofrecerte la mejor solución por favor, selecciona la opción más adecuada y ponte en contacto con nosotros:

Emergencias contact info
Emergencias contact info