Fontaneria|HomeServe

Cómo arreglar un grifo que gotea

Aprende a reparar un grifo que gotea con los profesionales de HomeServe. Indicaciones para arreglar grifos monomando y bimando.

Salvador de la Casa

27/06/19

Pocas cosas hay más irritantes y machaconas que el goteo de un grifo mal cerrado, ese sonido del agua estrellándose contra la porcelana del lavabo o el acero inoxidable del fregadero. Son muchas las razones por las que puede gotear un grifo, así que antes de pensar en cómo repararlo, hay que descubrir qué está pasando.

Para detectar de dónde viene la fuga de un grifo que no para de perder agua, lo primero que tenemos que hacer es cortar la llave de paso y abrir el grifo para que salga el agua que aún queda dentro. Ahora es el momento de desmontar el grifo y ver qué pieza está estropeada.

Antes de volverte loco pensando de dónde viene la avería y desmontar el grifo por completo, asegúrate de que está bien fijado. A veces los grifos gotean porque se han desenroscado ligeramente. Si este es el motivo, enrosca bien las piezas, normalmente el caño, utilizando una llave inglesa. Para evitar males mayores, utiliza una bayeta o un trapo suave para evitar dejar marcas con la llave.

Llamar a un fontanero | HomeServe

Cómo arreglar un grifo que gotea por la junta de estanqueidad del caño

La junta de estanqueidad de los grifos que se colocan en la base del caño para evitar filtraciones puede estropearse y hacer que el grifo pierda agua. A veces la junta solamente se ha desajustado y hay que recolocarla, y en otras ocasiones hay que cambiarla porque se ha roto.

Para cambiar la junta de estanqueidad, tienes que seguir estos pasos:

  • Desmonta el tornillo que sirve para unir el caño al lavabo o al fregadero con una llave inglesa. Para que no se estropee el grifo, pon un paño o una bayeta entre el caño y la herramienta, así podrás apretar sin miedo.
  • Limpia la tuerca en la que se coloca la junta.
  • Coloca una junta nueva, o recoloca la antigua.
  • Enrosca el caño de nuevo con la mano y termina de ajustarlo utilizando la llave inglesa otra vez.

Fontaneros | HomeServe

Cómo arreglar un grifo que gotea por la válvula

Los grifos tienen una válvula que impide los atascos en el desagüe, reteniendo elementos sólidos, restos de jabón o cabello. Independientemente del tipo de válvula que tenga tu grifo, automática o fija, puede estropearse y hacer que el grifo pierda agua.

Lo normal es que baste con limpiar la válvula para evitar la fuga de agua, aunque en algunas ocasiones será mejor cambiarla por una nueva. Hacerlo es muy sencillo, solamente tendrás que seguir estos pasos:

  • Si se trata de un grifo bimando, desmonta el embellecedor y, después, la llave. En el caso de grifos monomando tendrás que desmontar el caño como te indicábamos en el apartado anterior.
  • Desenrosca la válvula, límpiala de las impurezas que tenga y vuelve a enroscarla.
  • Monta el caño o la llave y el embellecedor de nuevo, asegurándote de apretar bien todas las piezas.

bannerlocation

Cómo arreglar un grifo que gotea por el cartucho

Los grifos monomando tienen cartuchos cerámicos que se encargan de regular la salida de agua y de mezclar el agua fría y caliente. Las impurezas o la cal del agua pueden hacer que se estropeen. Antes de lanzarte a cambiarlo, ten en cuenta que es difícil encontrar cartuchos universales que sirvan para cualquier grifo, así que asegúrate de comprar el cartucho que tu grifo necesita.

Una vez que tienes las piezas necesarias, lee las instrucciones del fabricante. Aunque el cambio del cartucho se hace de forma muy parecida en todos los grifos, tienes que conocer las peculiaridades del tuyo en concreto.

Ahora ya estás preparado para cambiar el cartucho de tu grifo monomando, solo tendrás que seguir estos pasos:

  • Quita el tapón que tiene el grifo debajo de la palanca monomando. Estos tapones se colocan a presión, para sacarlo solamente tienes que hacer palanca con un destornillador y después extraer el tornillo de sujeción.
  • Quita el tapón y el embellecedor y desenrosca la tuerca que bloquea el cartucho. Lo normal es que al comprar el cartucho nuevo te hayan dado también la llave compatible para aflojarla sin problemas.
  • Una vez que has desenroscado la tuerca, retira el cartucho. Fíjate en la posición de todos los elementos para colocar el nuevo en el mismo emplazamiento.
  • Monta el nuevo cartucho según las instrucciones.
  • Vuelve a colocar el resto de las piezas del grifo.

Cómo arreglar un grifo que gotea por la rosca

Pero, ¿qué pasa cuando el grifo, en vez de gotear por el caño, lo hace por la rosca? Seguro que tampoco te deja nada tranquilo abrir el agua y ver cómo un hilillo inmisericorde sale por donde no debe y se desliza hacia abajo, camino del desagüe.

Como (está claro) no puedes seguir viviendo así, es hora de que tomes medidas. Esto es lo que tienes que hacer para arreglar un grifo que gotea por la rosca. Y, por si no tienes suficiente, te recordamos cuáles son las 5 averías que tu grifo tendrá algún día y cómo repararlas.

Cómo arreglar un grifo bimando que gotea por la rosca

Comenzamos hablándote de cómo solucionar esta incidencia en una grifería bimando. En este tipo de grifos, la intervención es muy sencilla, ya que probablemente conseguirás arreglar la avería sin tener que desmontar el conjunto:

  1. Cierra las válvulas de agua fría y caliente del lavabo o del fregadero; o, si no tienes acceso a ellas, la llave de paso general. Abre el grifo para desalojar toda el agua residual que pudiera quedar en su interior.
  2. Haciendo palanca con cuidado, quita el accesorio que, ubicado sobre la rosca, indica si el mando corresponde al agua fría o a la caliente. Debajo encontrarás un tornillo que podrás retirar fácilmente con un destornillador o una llave allen del tamaño apropiado. A continuación, podrás sacar el mando y ver el mecanismo interno del grifo.
  3. Verifica el origen del problema. Puede ser que se haya aflojado la tuerca, en cuyo caso bastará con que la aprietes con la ayuda de una llave inglesa. O bien, que se haya deteriorado la junta de goma. En tu ferretería de confianza podrás adquirir un repuesto para cambiarla.
  4. Una vez que hayas ajustado o sustituido los elementos afectados, debes volver a montar el mando tal como estaba.
  5. Abre la llave de paso o las válvulas y comprueba que el grifo ha dejado de gotear por la rosca.

Dejar correr el agua puede eliminar el ruido de las tuberías producido por acumulaciones de aire

Cómo arreglar un grifo monomando que gotea por la rosca

Cuando el grifo que gotea por la rosca es monomando -uno de los sistemas más generalizados en duchas y lavabos-, repararlo sí implica desmontarlo por completo. Estos son los pasos que debes dar:

  1. Corta las válvulas o la llave de paso del agua y vacía el grifo, ¡imprescindible antes de acometer cualquier chapucilla de fontanería!
  2. Al igual que en el caso de los grifos bimando, quita el taponcito de plástico que te orienta para graduar la temperatura del agua y el tornillo que hallarás debajo.
  3. Saca el mando tirando con firmeza hacia arriba.
  4. Para poder revisar el mecanismo interior, probablemente tendrás que retirar también una arandela embellecedora una tuerca. Hazlo con cuidado para que no se dañe ninguna pieza.
  5. Extrae la pastilla de cerámica y las juntas de goma que encontrarás dentro del cuerpo del grifo. Lo más probable es que alguno de estos elementos se haya estropeado. Esto es lo que estará rompiendo la estanqueidad del conjunto y generando el goteo por la rosca. Consigue un repuesto alternativo y cámbialo.
  6. Vuelve a montar correctamente el grifo y, para rematar, ponlo en funcionamiento y asegúrate de que la fuga se ha corregido. 

Cómo realizar el mantenimiento de un grifo

Como puedes ver, en la mayoría de los casos los grifos se estropean y empiezan a gotear porque se acumula suciedad o porque no se ha realizado un mantenimiento adecuado. Para asegurarte de que tus grifos funcionen correctamente y tengan una larga vida, sigue estos consejos:

  • Empieza por limpiar los grifos por fuera. No es necesario que utilices productos abrasivos, basta con un producto específico para el cuarto de baño o cocina, jabón en el caso de grifos en el exterior, y una bayeta o trapo suave.
  • Limpia periódicamente los grifos por dentro desenroscando el filtro y enjuagándolo con agua para quitar los residuos que ha acumulado. Si vives en una zona en la que el agua tiene mucha cal, utiliza productos antical para que tarde más tiempo en volver a ensuciarse.

Una vez que hayas reparado la avería, cualquiera de las anteriores, vuelve a abrir la llave de paso y comprueba que todo funciona correctamente y que ya no hay fugas. Solo después de verificarlo habrás terminado la tarea.

¿Has puesto en práctica nuestros consejos y tu grifo sigue goteando? Entonces, ponte en manos de un fontanero profesional que sabrá detectar fácilmente qué le pasa a tu grifo y cuál es la mejor forma de arreglarlo. Recuerda que hay reparaciones sencillas que, si no se hacen de la forma adecuada, pueden derivar en problemas más graves. Si no eres un manitas y no tienes conocimientos en fontanería, no te lo pienses y llama a HomeServe para cambiar grifos.

Recuerda que ¡El primer servicio es GRATIS*! ¡Llama ya al 911 774 593 e infórmate sin compromiso! ¡Damos servicio en toda España! (*Consulta condiciones)

Además, con nuestros packs de reparación de fontanería, tendrás siempre un fontanero a tu disposición para solucionar cualquier incidencia con estos accesorios del hogar. Olvídate de preocupaciones, de comprobar qué está pasando o de buscar un buen fontanero, nosotros nos encargamos de todo. Contrátalo ya y ¡gana en tranquilidad!

Llamar a un fontanero | HomeServe

Te llamamos ahora

Estimado cliente,

Para poder ofrecerte la mejor solución por favor, selecciona la opción más adecuada y ponte en contacto con nosotros:

Emergencias contact info
Emergencias contact info