contador de agua

Claves tecnológicas a las que se enfrentan las empresas

La transformación digital de las empresas conlleva enormes beneficios, pero también grandes retos tecnológicos a los que los CIO deberán hacer frente. Conoce las principales claves que debe tener en cuenta una empresa de servicios.

04/09/19

¿Cuándo termina la transformación digital en una organización? ¿Qué retos tiene que enfrentar el responsable de dicha transformación, y cómo los puede solucionar? Cuando hablamos de digitalización, tendemos a pensar que es uno más de los procesos por los que pasa una empresa de cara a su modernización.

Si pensamos en el pasado, incorporar internet al día a día supuso una revolución, pero dicho cambio fue, por decirlo así, estático. La generalización del correo electrónico, por ejemplo, necesitó de cierta adaptación por parte del personal y el tejido empresarial, pero, en el fondo, no dejó de ser un cambio que se inició, terminó y se reexaminó unos años más tarde.

La transformación digital es otra cosa, y evoluciona constantemente. Los responsables de llevarla a cabo, principalmente el CIO (Chief Information Officer) o el CDO (Chief Disruption Officer) de la compañía, deben enfrentarse a un proceso que, en principio, no tiene fin.

La empresa Forrester, especializada en la investigación de mercados y su impacto en el campo tecnológico, publicó una encuesta realizada a unos 1.600 cargos directivos en grandes empresas de EE. UU. y Europa, y los resultados son sorprendentes: un 21% de las empresas piensa que su transformación está finalizada. Otro 22% está investigando o no está llevando a cabo la transformación en absoluto. Y aunque el 56% de las empresas sí está realizando la transformación, su nivel de inversión y el alcance de dicha transformación es, en su mayoría, minúscula.

El papel actual del CIO es, esencialmente, alinear los objetivos de TI con los objetivos comerciales, ya que las empresas giran cada vez más en torno a la tecnología. La transformación digital debería garantizar que la tecnología aporte soluciones para cada elemento del negocio, desde la seguridad informática hasta la satisfacción del cliente. La amplitud de la tarea para un CIO de una empresa moderna de servicios, o en general de una gran empresaes tal que se suelen resumir las influencias que impactan en su entorno de trabajo en estas dos claves:

Digitalización

El uso de nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, Big Data Analytics o IoT, entre otras, facilitan el camino hacia la Cuarta Revolución Industrial. Los datos son cada vez más importantes, y de ellos dependen cada vez mayor número de decisiones tanto estratégicas a nivel de empresa, como a nivel de usuario final.

Sin embargo, la gran mayoría de los datos no estructurados jamás se analizan. Esta cifra no deja de crecer, ni existen síntomas que nos hagan pensar que la tendencia se invertirá. En muchos ámbitos, los datos estructurados y no estructurados se recopilan y almacenan a la espera de ser analizados, pero esto no sucede. Es más, en ocasiones lo único que se hace con esos datos es almacenarlos cumpliendo con las normativas vigentes.

Uno de los retos tecnológicos con mayor impacto en el futuro de los negocios es, precisamente, el análisis de los datos y ser capaces de extraer todo el valor de ellos, de manera que se puedan mejorar los procesos y la toma de decisiones.

Democratización

La descentralización lleva a la democratización del consumo, pero también de la producción. En efecto, el consumidor se está convirtiendo también en productor, y así nace la figura del «prosumidor» (acrónimo derivado de la unión de productor y consumidor): personas que están produciendo su propia energía y que venden los excedentes, inyectándola en la red.

La personalización es la clave

La personalización es una de las estrategias de retención de clientes más potentes y efectivas. Cada vez son más las compañías que abrazan los datos como herramienta clave para desarrollar sus estrategias, captar clientes y mejorar la satisfacción de estos.

El reto principal es, precisamente, saber sacar el valor a toda la información recabada para obtener un conocimiento sólido y profundo del cliente, de sus necesidades y de sus inquietudes, a través del análisis y la explotación de esos datos (datos que, por supuesto, están amparados por las normativas de privacidad y protección actuales).

Gracias a la inteligencia artificial y a sus algoritmos, cada vez más refinados, podemos obtener pistas esenciales acerca del comportamiento de nuestros clientes, adelantarnos a sus necesidades futuras (y reaccionar en consecuencia, ofreciendo soluciones personalizadas y adaptadas antes de que ellos mismos sepan que las necesitan), pero también podemos refinar nuestros procedimientos internos.

Los datos y nuestra capacidad de recogerlos, almacenarlos, analizarlos y utilizarlos para mejorar la capacidad de decisión, influir en la estrategia global de las empresas y ser capaces de mantener una relación personalizada y ágil con cada uno de nuestros clientes son el verdadero reto tecnológico para los responsables de información y datos en las empresas.

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.