nevada_desastres naturales empresas

¿Cómo se preparan las empresas para un posible desastre?

Las empresas deben contar con planes de prevención y de recuperación ante desastres de cualquier índole para que en el caso de que se dé alguna incidencia grave, poder retomar el servicio lo antes posible. Veremos las posibilidades en este post.

28/08/19

Cuando se habla de desastres, nuestra mente con frecuencia los asocia a fenómenos meteorológicos extremos. Podemos tender a pensar en grandes cataclismos como los tsunamis, los terremotos más intensos o los incendios más devastadores. Sin embargo, un «desastre» se refiere a cualquier evento que provoque un perjuicio severo en la actividad de la compañía. Por eso, hablamos de desastres, tanto naturales como provocados por la actividad humana, como podría ser un ciberataque.

En cuanto a los provocados por fenómenos naturales, sobre los que nos vamos a centrar en este post, basta con pensar en la creciente frecuencia con la que vivimos fenómenos como las supertormentas, ciclones, olas de frío o de calor… España no es un país donde este tipo de situaciones provoque con frecuencia un parón en la actividad, no obstante, hay que tenerlo recogido en los planes de continuidad de los negocios (BCP - Business Continuity Plan) y las organizaciones han de estar preparadas.

Las empresas suministradoras de servicios básicos para el ciudadano como las compañías eléctricas o de suministro de agua, son de las primeras que han de contar con un buen plan de emergencias para poder atender cualquier incidencia a la mayor brevedad y dar respuesta a estas situaciones.

Por ejemplo, en 2012, la supertormenta Sandy golpeó la costa atlántica media y noreste de los Estados Unidos y dejó inundaciones y daños por viento estimados en 71.000 millones de dólares. Además, más de 8,5 millones de hogares se quedaron sin electricidad, lo que requirió todo un despliegue para subsanar situaciones de emergencia como el suministro a hospitales u otros centros especiales.

El Plan de Recuperación ante Desastres

Los planificadores conocen la variedad de planes de contingencia y recuperación de desastres que deben ser considerados en cualquier industria. La experiencia indica que se deben tomar decisiones fundamentales con respecto a qué tipos de planes son necesarios, qué detalles deben incluirse en ellos y quiénes deben participar.

El primer paso es elaborar un análisis de impacto empresarial que identifica, y luego prioriza, las funciones críticas del negocio y las capacidades de soporte necesarias para mantener los servicios durante las interrupciones inesperadas.

Si añadimos un análisis de riesgos completo, tendremos una visión general que nos muestra los principales riesgos que pueden afectar a las partes críticas del negocio y, por tanto, sabremos cómo orientar los planes de contingencia para mantener los servicios.

Cómo afecta un desastre a los hogares

Como te puedes imaginar, los desastres o inclemencias severas del tiempo también pueden afectar a nuestros hogares. Ante una fuerte tormenta, del estilo a las conocidas como Emma o Bruno, llevar a cabo un mantenimiento integral del hogar, empezando por sistemas como la instalación eléctrica, la de fontanería, las antenas de televisión y los tejados, es fundamental para tratar de minimizar los riesgos.

Además, conviene proteger bien los cristales de puertas y balcones cerrando persianas y asegurando contraventanas. Por si te preguntas qué tipo de fenómenos de esta clase podemos sufrir en España, no podemos olvidarnos de la conocida (y temida) gota fría, un fenómeno meteorológico de alta peligrosidad en las zonas donde se produce.

Ante estos fenómenos, no podemos dejar de recomendar tomar todas las precauciones posibles, y contar con la ayuda de expertos en reparaciones del hogar y en mantenimiento permitirá afrontar cualquier eventualidad meteorológica con total seguridad.

En HomeServe, contamos con un equipo de Planificación que está continuamente pendiente de las previsiones meteorológicas para que, en función de los pronósticos, organizar los equipos de atención al cliente, dotando del personal necesario en las plataformas telefónicas y coordinando a la red de reparadores para atender a la mayor brevedad las posibles incidencias. Asimismo, damos consejos sobre posibles actuaciones que minimicen los daños en estas situaciones.

Nuestro objetivo es siempre poner a nuestros clientes en el corazón de todo lo que hacemos, por ello ofrecemos servicios de mantenimiento para el cuidado del hogar, para minimizar todo tipo de riesgos, y, si se produjera algún desastre, estamos siempre junto al cliente para dar respuestas lo más rápido posible.

Tipos de Planes de Recuperación ante Desastres

Nos ha parecido interesante destacar los principales puntos que tiene en cuenta una compañía eléctrica en estos casos, ya que es una necesidad básica. Dependiendo de la región del mundo en que se sitúa la compañía eléctrica, así se priorizarán los riesgos. Como decíamos al principio del artículo, España no es un lugar en el que se den con frecuencia desastres naturales, pero no podemos afirmar que sean totalmente improbables o que sea imposible que sucedan. De hecho, recientemente sufrimos los efectos de tormentas como Emma o Bruno.

Estos son algunos ejemplos de planes comunes para tener en cuenta:

  • Planes de tormenta, es decir, planes que determinan cómo se restaurará la distribución eléctrica después de una tormenta severa que provoque daños.
  • Planes nucleares, utilizados para emergencias en centrales nucleares.
  • Planes de relaciones públicas. Es decir, los planes y procedimientos para informar a los diferentes medios acerca del alcance del desastre, del plazo de recuperación, de cómo han de actuar los afectados por un corte de suministro, etcétera.
  • Planes de telecomunicaciones, cuyo objetivo es el de restablecer las comunicaciones cuando se interrumpen.
  • Planes de restauración de sistemas para recuperarse de un apagón del sistema eléctrico, en particular la red de transmisión de alto voltaje.
  • Planes de gestión de materiales, que se refieren a cómo actuará la organización para obtener materiales y servicios en situaciones de emergencia.
  • Planes de gestión de instalaciones, útiles cuando se destruyen las instalaciones, o quedan inutilizadas y hay que migrar a un lugar alternativo.

En el caso del suministro de agua, un bien esencial para la vida, las compañías cuentan también con planes específicos para garantizar el suministro a los ciudadanos y subsanar los daños a la mayor brevedad. Cuando se trata de desastres como inundaciones, existen planes muy específicos que implican a las fuerzas de seguridad del estado y servicios sanitarios con el fin de evacuar y ayudar a la población.

Un Plan de Recuperación ante Desastres es un elemento complejo dentro de las organizaciones, puesto que ha de cubrir todos los posibles riesgos que puedan darse, y prever las diferentes acciones que consigan recuperar la actividad sin afectar a los consumidores.

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.