HERO Tormentas Bruno y Emma post de mayo 2018

Cómo afecta la “tormenta perfecta” a los hogares y a nuestro trabajo en HomeServe

18/05/18

En 1997, el escritor Sebastian Junger publicó un libro que el director alemán Wolfgang Petersen llevaría a la pantalla solo tres años después.

Narraba la historia real del barco palangrero Andrea Gail, capitaneado en la ficción por George Clooney, que se enfrentó en octubre de 1991 a la denominada “Tormenta del Siglo”. Una súper tormenta fría gestada en el interior del continente americano y otra caliente en el entorno de la isla Sable chocaron frente a la costa de Nueva Escocia, produciendo un monstruo de olas de más de 25 metros de altura.
.

 

.
La película popularizó un término
que serviría desde entonces para calificar a cualquier concatenación de hechos capaces de generar, combinados, un efecto demoledor en cualquier ámbito: la “tormenta perfecta”.

Después de 17 años dando servicio a millones de hogares a lo largo y ancho de nuestro amplio y diverso país, en HomeServe sabemos algo de estos fenómenos naturales.

Cada temporada invernal da paso a sucesivos ciclones, macro tormentas, crecidas de ríos y todo tipo de anomalías climatológicas que dejan a su paso daños y pérdidas millonarias por doquier.

La temporada fría entre 2017 y la primavera de 2018 no ha sido, por desgracia, diferente en este sentido. Ahora que el buen tiempo está instalándose en prácticamente todas las provincias, podemos echar la vista atrás y observar el efecto del clima en nuestro trabajo, reflejo directo de muchos de esos golpes de la naturaleza.

 

Emma y Bruno, protagonistas atmosféricos de este año

Aunque estamos acostumbrados, merced al cine hollywoodiense, a llamar a los grandes fenómenos meteorológicos por nombres de personas, no ha sido hasta finales de 2017 cuando hemos importado dicha costumbre hasta las oficinas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en España.

El motivo es que la experiencia de países como Reino Unido o Irlanda nos decía que la población general está más atenta a las recomendaciones de seguridad cuando las amenazas llegan identificadas de esta forma, haciendo mayor caso a advertencias y medidas de emergencia.

Así, borrascas —tipos de ciclón con rachas de viento superiores a los 100 kilómetros por hora— como Emma y Bruno han sido las tristes protagonistas de 2018 al resultar las más dañinas para los hogares españoles en los últimos tiempos.

 .

Andalucía, Extremadura, Castilla–La Mancha, Madrid y Navarra, las más afectadas

Emma y Bruno han destrozado locales, terrazas, mobiliario urbano y partes más expuestas de miles de hogares en cuestión de horas. Sus fuertes lluvias de hasta 80 litros por metro cuadrado, asociadas a olas de siete metros, rachas de viento superiores a los 140 km/h, o nevadas de casi dos palmos de grosor, han sembrado la preocupación a lo largo de nuestra geografía.

El resultado ha sido un aumento de las incidencias domésticas de un 40%. Como cabe esperar, nuestros tejadistas han sido el gremio más reclamado entre todas estas emergencias, aumentando su demanda un 357%.

Los carpinteros metálicos y los cerrajeros, principales valedores de cierres de negocios, ventanas, vallas y rejas, han visto aumentada su actividad un 74% y un 53% por encima de lo habitual, respectivamente.

Nuestro amplio centro de recepción de llamadas también notó este ascenso fulgurante de las necesidades urgentes de nuestros clientes, sonando nuestros teléfonos un 33% más que en periodos normales.

Pero Emma y Bruno no afectaron a toda España por igual.

Mientras que Castilla–La Mancha sufría el segundo más que ninguna otra comunidad, con un aumento de un 111% de las incidencias durante el desafortunado fenómeno, la apacible situación geográfica de Murcia, Ceuta o Melilla, por ejemplo, veían descender sus exigencias de atención doméstica hasta un 55% en las mismas fechas.

Emma, por su parte, afectó a Andalucía por encima de cualquier otra parte del país. Allí percibimos un ascenso del 86% de los episodios relacionados con dicho ciclón, que también golpeó Extremadura y Madrid, aunque en menor medida.

 

Cómo se previenen este tipo de daños en los hogares

El tiempo y sus vicisitudes nunca dejarán de provocar situaciones adversas, como fuertes rachas de viento, lluvias torrenciales, heladas, nevadas, granizos y acontecimientos similares.

Pero lo que sí se puede hacer para tratar de minimizar los riesgos es llevar a cabo siempre un mantenimiento integral del hogar, empezando por sistemas tan delicados y amenazados por los ciclones como la instalación eléctrica, la de fontanería, las antenas de televisión y los propios tejados en que se ubican.

Además, es fundamental que se protejan bien los cristales de puertas y balcones cerrando persianas y asegurando contraventanas.
.

Cristalero con clientes

Cada época del año tiene sus riesgos para la integridad de una vivienda. Por eso, una buena prevención en forma de mantenimiento es clave y, el verano, el momento perfecto en el que se abordan algunas revisiones inapelables para remediar sustos antes de que sorprenda de nuevo una situación delicada en hogares, negocios o comunidades.

.

 

Te llamamos ahora

Estimado cliente,

Para poder ofrecerte la mejor solución por favor, selecciona la opción más adecuada y ponte en contacto con nosotros:

Emergencias contact info
Emergencias contact info