Guantes y gorro de lana sobre un radiador

Tipos de calefacción: ¿qué opciones existen en el mercado?

El mercado ofrece diferentes tipos de calefacción. En HomeServe te explicamos cuáles son y sus principales características. ¿Los conoces?

Salvador de la Casa

11/02/21

En la calle hace frío y llueve, quizá nieva. Mientras, desde tu hogar calentito, miras por la ventana y piensas que como en casa no se está en ningún sitio. Está claro que la calefacción es uno de los mejores inventos del hombre, un elemento esencial hoy en día con el que hemos ganado en calidad de vida.

Acondicionar una vivienda con el sistema de calefacción adecuado no es fácil. Cada casa tiene unas características y cada familia, unas necesidades. Además, son muchas las opciones que se nos presentan a la hora de caldear una estancia. Si te estás planteando instalar un sistema de calefacción nuevo o cambiar el que tienes, infórmate antes de todas las posibilidades a tu alcance: solo así tomarás la mejor decisión. En HomeServe te explicamos todos los tipos de calefacción que puedes encontrar en el mercado.

Calefacción de gas

El gas es uno de los sistemas de calefacción más habituales en España y se caracteriza principalmente por ofrecer muy buenos resultados y por dar altos niveles de calor. Cuando se cuenta con una instalación de gas es importante saber que requiere de un mantenimiento frecuente para evitar sustos, ya que es un combustible inflamable. Por lo tanto, habrá que:

  • Purgar los radiadores todos los años antes de la puesta en marcha.
  • Pasar una revisión anual de la caldera que deben realizar técnicos profesionales.
  • Vigilar de forma habitual el estado de la estructura y pequeños fallos en el funcionamiento con el fin de evitar escapes.

Es posible calentar las viviendas con diferentes tipos de gas:

Gas natural

El más económico, seguro y fácil de usar y, por lo tanto, el más elegido en los hogares españoles. Para disfrutar de este tipo de calefacción, es preciso contar con una instalación específica. A pesar de ser un suministro muy común, aún existen algunas zonas con edificaciones sin acceso a la red.

Gas butano

Aunque ha perdido popularidad entre los particulares, su uso es todavía bastante habitual en establecimientos de hostelería o en segundas viviendas. Con esta opción el suministro está asegurado, ya que se realiza a través de las clásicas bombonas de color naranja que se entregan a domicilio o se pueden adquirir en gasolineras.

Gas propano

Debido a su alto precio, no es muy común, aunque es una buena alternativa si no puedes acceder al suministro de gas natural. Se puede obtener gas propano de tres formas:

  • A través de una tubería conectada a un depósito general.
  • En bombonas.
  • Con un depósito privado que llena un camión cisterna a petición del usuario.

Calefacción de gasoil

El gasoil es otro de los combustibles más utilizados en los sistemas de calefacción de España. Para calentar nuestra vivienda con él, es necesario contar con un depósito en cada casa o en la comunidad de vecinos.

El precio del gasoil es algo mayor que el del gas natural, pero notablemente inferior al del gas butano o propano.

Técnico de HomeServe revisando una caldera de gas

Calefacción eléctrica

A pesar de su mala fama por subir la factura de la luz, lo cierto es que son muchos los hogares que cuentan con un sistema de calefacción eléctrico. Los avances en el control del gasto y la llegada de los sistemas de autoconsumo han hecho que aumente su demanda.

La gran ventaja es que no hay que embarcarse en grandes obras o instalaciones complejas, simplemente hay que enchufar los emisores de calor a la corriente. Estos aparatos funcionan con resistencias que se calientan al transformar la energía eléctrica en energía calorífica y pueden ser de diferentes clases:

Radiadores eléctricos

Estos dispositivos generan calor en el momento en que reciben la electricidad. Se puede regular la temperatura o la franja horaria en que deben encenderse, pero no acumulan el calor. La energía que se produce se transmite en ese mismo momento.

Acumuladores nocturnos

Son un tipo de radiadores que almacenan el calor que se produce durante la noche y lo van liberando poco a poco cuando se necesita durante el día. Estos dispositivos pueden ser:

  • Estáticos, que liberan la energía de forma continua.
  • Dinámicos, dan la posibilidad de regular el flujo de calor. Esto permite caldear diferentes zonas a distinta temperatura o hacerlo en un horario definido.

La calefacción con acumuladores nocturnos, como cuenta con un almacenamiento limitado, requiere de una buena planificación de las necesidades energéticas.

Calefacción por infrarrojos

Este es un sistema poco conocido que se basa en la emisión de calor por radiación. Para conseguir que los rayos infrarrojos calienten una habitación, se deben instalar unos paneles especiales conectados a la red eléctrica en el techo o en las paredes.

Cuando la calefacción se pone en marcha, se producen unos rayos que, a diferencia de los sistemas tradicionales, calientan los objetos que se encuentran en una estancia y no el aire.

Calefacción natural y ecológica

Existen sistemas de calefacción que vuelven a sus orígenes y caldean las viviendas de forma natural. Para hacerlo, utilizan materiales no contaminantes que se pueden encontrar en la naturaleza.

Dependiendo del tipo de combustible empleado, encontramos:

Calefacción de leña

Podríamos decir que la calefacción de leña es la más tradicional, una actualización de lo que utilizaban nuestros antepasados. Para conseguir calentar una vivienda, simplemente se quema la madera en una estufa que emite el calor hacia el exterior.

Calefacción de pellets

La calefacción de pellets es similar a la de leña, pero funciona mediante la combustión de pequeñas píldoras fabricadas con serrín. Se basa en la instalación de un sistema de radiadores que calientan diferentes habitaciones de una misma casa y es necesario contar con el espacio suficiente como para ubicar una estufa y almacenar los pellets.

Calefacción solar

Este sistema permite aprovechar los rayos del astro rey para calentar nuestra casa. Para poder utilizarlo, se deben instalar unos paneles que capten la radiación del sol y la transformen en energía térmica.

Vivienda unifamiliar con paneles solares en el tejado

Calefacción por aerotermia

La calefacción por aerotermia es renovable y eficiente, ya que solo necesita un consumo mínimo de electricidad. Extrae la energía presente en el aire del exterior, proveniente del sol, mediante un sistema de bombas y la utiliza para calentar el interior de la vivienda.

El funcionamiento es similar al de una bomba de calor y su instalación es muy sencilla.

Calefacción por geotermia

Otra de las energías renovables que está cobrando auge es la geotermia, un sistema que saca partido a la diferencia de temperatura entre la superficie terrestre y su interior y que puede utilizarse durante todo el año.

La calefacción geotérmica aprovecha que el calor del subsuelo es constante para caldear durante el invierno y enfriar en verano.

Este sistema requiere la instalación de una bomba de calor geotérmica en las viviendas, pero aún no es muy común en España.

bannerlocation

La calefacción del futuro: tado°

Tado° permite que controles la temperatura de tu hogar desde tu teléfono. En realidad, no es un sistema de calefacción, pero lo incluimos en nuestro listado porque sirve para hacerte la vida más fácil y que entres en el mundo del futuro.

Este aparato es fácil de instalar y consiste en un termostato inteligente que se conecta a tus dispositivos móviles para que puedas encender o apagar la calefacción o el aire acondicionado en tiempo real, aunque no estés en casa.

Es normal que, ante todas estas posibilidades, no tengas claro cuál te conviene más. No te preocupes, confía en la experiencia de los técnicos en calefacción de HomeServe, ellos te asesorarán en todo lo que necesites. Si quieres olvidarte del mantenimiento y de las averías que puedan surgir en tu sistema de calefacción durante todo el año, contrata Home Mantenimiento Gas. Y solo tendrás que disfrutar de tu hogar.

Recuerda que en HomeServe ¡La 1ª reparación es GRATIS*! ¡Llama ya al 911 774 593 e infórmate sin compromiso! ¡Damos servicio en toda España! (*Consulta condiciones)

Botón llamar a HomeServe

Cookies en Homeserve

Este sitio web usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Para más información, accede a nuestra política de cookies

Cookies en Homeserve

Te llamamos ahora

Estimado cliente,

Para poder ofrecerte la mejor solución por favor, selecciona la opción más adecuada y ponte en contacto con nosotros:

Emergencias contact info
Emergencias contact info