Mano de mujer regulando la temperatura del horno

Cómo elegir un horno: ¿cuál es el que mejor se adapta a ti y a tu cocina?

Cuando elegimos un horno se deben tener en cuenta muchos aspectos. En HomeServe te damos las claves para escoger el más adecuado.

Salvador de la Casa

07/01/21

¿Eres un cocinillas o solo sabes hacer una receta? ¿Cuentas con mucho espacio en casa o en tu cocina solo cabe Ratatouille? ¿Necesitas limpiar a fondo o te basta con pasar un trapo? Dependiendo de la respuesta que des a estas preguntas, deberás elegir un tipo de horno u otro.

La clave es esta: no te guíes por la estética o por un anuncio que te ha gustado en la tele y piénsalo bien antes de elegir si no quieres que en tu casa el horno solo sea un armario más para guardar bandejas. 

El tamaño sí importa a la hora de elegir un horno

El tamaño importa, y mucho, cuando hablamos de un horno. Por un lado, si solo vas a cambiar de modelo, necesitas uno que tenga las mismas medidas que el antiguo. Por otro, el hueco donde quieres colocarlo condicionará la anchura del electrodoméstico.

Hornos compactos

Miden 45 centímetros de alto y 60 de ancho. Son la elección más adecuada para:

  • Cocinas pequeñas.
  • Hogares de 1 o de 2 personas.
  • Distribución en columna del horno y del microondas.

Hornos convencionales

Como su propio nombre indica, son los más habituales en las cocinas españolas. Tienen unas medidas de 60 x 60 centímetros y son ideales para:

  • Colocar debajo de la placa de cocina.
  • Hogares en los que se cocina a menudo.
  • Familias con más de 3 integrantes.

Hornos con medidas especiales

Es posible que necesites un horno con medidas diferentes al estándar. En estos casos se puede optar por un horno de tamaño especial, aunque será un poco más complicado encontrarlo.

Los hornos con 90 centímetros de ancho son perfectos para familias numerosas, mientras que los compactos, con una profundidad de entre 44 y 47 centímetros, se suelen instalar en cocinas muy pequeñas

Técnico de HomeServe reparando un horno

Cómo elegir un horno: ¿tiene función de limpieza?

Cuando utilizamos el horno de vez en cuando, no nos importa ponernos los guantes, coger el estropajo y frotar un poco después de cocinar. La cosa cambia cuando horneamos muy a menudo porque el proceso de limpieza puede hacerse pesado.

Hornos con limpieza manual

Estos son los tradicionales que no cuentan con ninguna función especial para limpiarlos. Simplemente hay que esperar a que se enfríen un poco y ponerse manos a la obra.

Hornos con limpieza a vapor

Gracias a que están recubiertos con un esmalte especial, estos hornos se pueden limpiar de forma automática. Solo hay que verter agua en el interior y calentar según las instrucciones del fabricante.

Hornos con limpieza catalítica

La función catalítica permite aprovechar el calor del proceso de cocción para disolver la grasa acumulada en el horno. Una vez frío, solamente hay que pasar un paño por la pared interior, que es ligeramente rugosa.

Hornos con limpieza pirolítica

La pirólisis es un sistema de autolimpieza del horno. Al ponerla en marcha, la temperatura asciende a 500 grados para que los restos y la grasa acumulada se descompongan. Después de que el aparato se haya enfriado por completo se deben retirar con una bayeta.

La limpieza pirolítica debe realizarse cada cierto tiempo, dependiendo del tipo de alimentos que se suelan cocinar. Lo recomendable es activarla cada diez usos y no abusar de ella, ya que consume mucha electricidad.

bannerlocation

No olvides los niveles de consumo en la elección de tu horno

El horno es uno de los electrodomésticos que más gastan en una casa. Para evitar sustos cuando lleguen las facturas, es importante tener en cuenta su consumo antes de hacer una compra. Además, los hornos eficientes ayudan a reducir los gastos mensuales y son respetuosos con el medio ambiente.

Si tienes dudas, escoge un horno con calificación energética tipo A, A+ o A++. Esta elección supondrá invertir más dinero al principio, pero gracias al ahorro en los consumos se verá compensada a largo plazo.

¿Cómo se abre la puerta?

El sistema de apertura de un horno es también una cuestión relevante que debemos sopesar antes de adquirirlo.

Hornos de apertura frontal

La apertura frontal es la más común en estos electrodomésticos. El asa está situada en la parte superior y se debe tirar de ella para que la puerta vaya hacia abajo.

Hornos de apertura lateral

La apertura lateral es similar a la anterior, pero la puerta se abre hacia la derecha o la izquierda. No es muy habitual, pero puede adaptarse bien a la distribución de algunas cocinas.

Hornos con apertura total

Estos son los más cómodos, aunque también los más caros. Un sistema con guías extraíbles hace que la puerta quede escondida debajo del horno.

Este tipo de apertura permite un acceso total al horno y evita las quemaduras, pero se pierde una gran cantidad de calor si se abre la puerta mientras está funcionado.

Persona sacando una bandeja del horno con los mandos en primer plano

Estudia los programas que ofrece para elegir bien tu horno

Programas inteligentes que cocinan por nosotros, opciones al vapor para los amantes de la comida sana o aparatos especializados en repostería. Al igual que sucede con las lavadoras, los hornos actuales ofrecen infinidad de programas que nos hacen la vida más fácil en el día a día. Piensa en qué hábitos tienes y decide cuáles son esenciales en tu caso.

Si estás un poco desorientado, aquí te dejamos algunos programas imprescindibles. Elijas el horno que elijas debe contar con:

  • Precalentado rápido. Aunque no se recomienda utilizarlo a menudo porque gasta mucha electricidad, es el programa que te puede sacar de apuros cuando tienes prisa.
  • Calor arriba y abajo. Una función básica para hornear todo tipo de alimentos.
  • Aire caliente. Permite asar la carne en poco tiempo.
  • Grill. Un programa necesario para gratinar.

Además de estas funciones, el rango de temperatura que puedes seleccionar con los mandos debe estar entre los 50 y los 250 grados.

Ahora, con la experiencia de muchos años reparando hornos, queremos darte un consejo extra: una vez que hayas elegido el aparato que mejor se adapta a tu hogar, ¡no descuides su mantenimiento! Tratarlo con cuidado, limpiarlo a menudo y hacerle revisiones periódicas hará que este electrodoméstico cocine rico y sano para ti durante más tiempo.

En HomeServe te ofrecemos nuestros packs de reparación de electrodomésticos para que no tengas que preocuparte por nada. Nosotros nos encargamos de la revisión y de la reparación, si es necesario, de los aparatos eléctricos de tu casa. ¡Consúltanos!

Botón llamar a HomeServe

Cookies en Homeserve

Este sitio web usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Para más información, accede a nuestra política de cookies

Cookies en Homeserve

Te llamamos ahora

Estimado cliente,

Para poder ofrecerte la mejor solución por favor, selecciona la opción más adecuada y ponte en contacto con nosotros:

Emergencias contact info
Emergencias contact info