Detentor junto a otras piezas de un radiador

Detentor del radiador: ¿qué es y para qué sirve?

Descubre con HomeServe qué es el detentor de un radiador, para qué sirve y cómo cambiarlo si se estropea. ¡Pon a punto tu calefacción!

Salvador de la Casa

03/12/20

Todos hemos visto miles de veces un detentor, pero la mayoría no sabría identificarlo. Normalmente vemos los radiadores de nuestra casa como un todo, sin pararnos a pensar en cuáles son sus componentes. La mejor forma de detectar averías y hacer un buen mantenimiento de los aparatos que tenemos en casa es conocerlos pieza a pieza y saber para qué sirve cada uno.

El detentor de un radiador es fundamental para el buen funcionamiento de la calefacción en nuestros hogares. Veamos cuál es su función y cómo podemos mantenerlo en buen estado.

Hombre cambiando el detentor de un radiador

¿Qué es un detentor?

El detentor es la válvula que regula la salida de agua del radiador y que normalmente se encuentra en su parte inferior. Se trata de una pequeña llave de paso que permite vaciar un solo radiador sin necesidad de sacar el agua de todo el circuito de calefacción.

¿Para qué sirve el detentor de la calefacción?

Los detentores evitan muchos problemas a la hora de realizar el mantenimiento o reparación de los radiadores y, además, mejoran la eficiencia del sistema de calefacción. En definitiva, nos facilitan la vida al permitirnos:

  • Vaciar el agua de un solo radiador, cerrando su salida.
  • Regular la cantidad de agua que entra en cada dispositivo para que todos calienten por igual. La recomendación de nuestros expertos es que los radiadores más cercanos a la caldera tengan la llave más cerrada que aquellos que están más alejados, este sencillo truco permite que el agua llegue a todos los aparatos por igual.

¿Cómo regular el detentor?

Tener los detentores de la calefacción perfectamente regulados es una de las claves para que el sistema funcione de la mejor forma posible. A pesar de que no es excesivamente complicado, un profesional experto es el más indicado para hacer las mediciones de temperatura necesarias para ajustarlos de tal modo que todos los radiadores de la vivienda calienten por igual.

Aun así, si prefieres hacerlo tú mismo, puedes seguir estos pasos:

  • Desenrosca la tapa que cubre la válvula de regulación.
  • Manipula la llave con la ayuda de un destornillador o una llave allen, dependiendo del modelo.
  • Para cerrarla, gira la pieza en el sentido de las agujas del reloj.
  • Para abrirla, hazlo en el sentido contrario.

¿Abrir o cerrar el detentor del radiador?

La clave está en no hacerlo en todos los radiadores por igual. Algunos radiadores deberían tener el detentor ligeramente abierto y otros, del todo. Eso sí, cerraremos un radiador del todo para vaciarlo completamente de agua.

  • En los radiadores más cercanos a la caldera debemos cerrar ligeramente la válvula dando un par de vueltas hacia la derecha.
  • Los dispositivos más alejados suelen calentar menos, así que lo mejor es abrirlos del todo.

Y recuerda este truco: a veces basta con cerrar un poco más el detentor de un radiador que calienta mucho para conseguir que funcione otro que estaba completamente frío.

Desventajas de no tener radiadores con detentor

Como has podido comprobar, son muchos los beneficios de contar con un detentor en los radiadores de casa. Veamos cuáles son las desventajas de no tenerlos:

  • A pesar de cortar la llave de entrada de agua al sistema de calefacción, seguirá circulando por las tuberías desde el retorno.
  • A la hora de hacer reparaciones, habrá que vaciar el circuito por completo. En los casos de calefacción central, será necesario vaciar el agua de los radiadores de todos los vecinos de pisos inferiores.
  • Tener que sacar el agua de todo el sistema supone un gran desperdicio de agua.
  • Llenar el circuito de nuevo puede hacer que los componentes de los radiadores se estropeen debido a la corrosión del agua nueva.

Técnico de HomeServe cambiando un detentor

Cómo cambiar el detentor de un radiador

Cuando un detentor se deteriora, se pueden producir fugas de agua o, incluso, es posible que el radiador deje de funcionar. A veces corre prisa el arreglo, sobre todo si se produce en los meses de invierno, así que es de gran utilidad saber cómo cambiarlo.

  1. Apaga la calefacción.
  2. Vacía el radiador en el que debes cambiar el detentor.
  3. Desenrosca la tuerca de la tubería para comprobar que no sale agua. Nuestro consejo: coloca un recipiente debajo para evitar pequeños charcos.
  4. Desmonta el radiador, aflojando también la tuerca de la tubería superior.
  5. Utiliza una llave inglesa para quitar el detentor antiguo.
  6. Elimina de la tuerca los restos de sellador y aplica uno nuevo.
  7. Coloca el nuevo detentor enroscándolo hacia la derecha.
  8. Quita el racor antiguo del radiador con una llave de carraca y coloca el nuevo.
  9. Vuelve a poner el radiador apretando las tuercas.
  10. Abre la llave de paso y el detentor.
  11. Llena el radiador de agua.
  12. Comprueba que no hay fugas y purga el radiador.

bannerlocation

Como te comentábamos anteriormente, conseguir que el sistema de calefacción funcione correctamente depende de que los radiadores estén regulados de la mejor forma posible y de que todas sus piezas, incluyendo los detentores, estén en perfecto estado. Los técnicos de calefacción profesionales cuentan con la experiencia necesaria para hacerlo de forma rápida, segura y eficaz. Además, en HomeServe te ofrecemos el pack de reparaciones Home Mantenimiento Gas, un seguro para tu instalación de calefacción que cubre las tareas de mantenimiento y reparaciones que puedas necesitar durante un año.

Botón llamar a HomeServe

Cookies en Homeserve

Este sitio web usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Para más información, accede a nuestra política de cookies

Cookies en Homeserve
Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.