Grifo estropeado por agua dura

¿Cómo afecta la dureza del agua a una instalación de fontanería?

En HomeServe te contamos todo sobre la dureza del agua: qué es, cómo afecta a tu instalación de fontanería y trucos para prevenir averías.

Salvador de la Casa

03/11/20

El agua calcárea, agua dura o con gran cantidad de minerales es una gran enemiga invisible en numerosos hogares. A simple vista, no se puede distinguir de las aguas blandas o medias, pero sí la podemos identificar por sus efectos. ¿Te ocurre alguna de estas cosas con el agua de tu casa?

  • Cuando la pruebas, aprecias un sabor desagradable.
  • Notas la piel y el pelo muy secos después de aclararlos.
  • La ropa sale áspera de la lavadora.
  • La mampara de la ducha muestra marcas blanquecinas, en ocasiones difíciles de limpiar.
  • En los grifos se acumula un residuo de color claro que los deja sin brillo e, incluso, alguna vez ha llegado a atascarlos.

La dureza del agua no tiene por qué afectar a tu salud, pero puede provocar numerosos problemas en tu vida diaria si no cuidas tu instalación de fontanería o la canalización principal de tu casa.

A continuación, te dejamos un resumen de los puntos más importantes que tener en cuenta si vives en una zona con agua calcárea, para que mantengas tus tuberías y grifos como el primer día, ahorres dinero en tu factura del agua y evites averías. No te pierdas los consejos de nuestros expertos y revisa tu instalación antes de que sea demasiado tarde.

Técnico de HomeServe reparando un lavabo

¿Qué es la dureza del agua?

La dureza del agua es la concentración de ciertos minerales que encontramos en una determinada cantidad de este líquido.

Aguas duras y blandas: ¿en qué se diferencian?

El agua dura es aquella que contiene una gran cantidad de calcio y magnesio, y se mide según la concentración de los mismos en miligramos por litro (mg/L) o en partes por millón (ppm), con la cantidad de carbonato cálcico (CaCO3) equivalente.

Ya hemos mencionado algunas formas de saber si el agua de nuestro hogar es calcárea, pero podemos encontrar muchas más pistas en nuestra vida diaria. ¿El jabón no hace espuma? ¿La presión del agua empeora con el tiempo? Si es así, probablemente vivas en una casa con agua dura. Pero tranquilo, el calcio, magnesio y el resto de minerales que podemos encontrar en el agua calcárea no se consideran dañinos para la salud.

Por el contrario, el agua blanda es aquella que cuenta con una concentración más baja de estos minerales y sales. No deja residuos en tuberías o grifos, funciona mejor con los productos de limpieza y de higiene personal y tiene un sabor mucho más agradable.

Tabla de clasificación del agua en función de su dureza

Para clasificar el agua según su concentración en minerales usamos las tablas de dureza del agua, como en el siguiente ejemplo:

 

Denominación

Ppm de CaCO3

Muy blanda

0-15

Blanda

16-75

Media

76-150

Dura

151-300

Muy dura

Mayor de 300

 

Entonces, ¿qué es la cal y cómo está relacionada con la dureza del agua? Como ya hemos visto, el agua dura contiene calcio, para ser más exactos, bicarbonato de calcio. Esta sal es soluble en agua, pero cuando se seca y evapora el agua el residuo cristalizado que queda es carbonato de calcio o, más comúnmente llamado, cal.

Llave de tuberías con cal

Aguas duras y blandas: cómo afectan a nuestra instalación

En apariencia, el agua dura deja estos residuos calcáreos en diversas superficies: la bañera, el plato y la mampara de la ducha, el lavabo, el fregadero o los grifos y llaves del agua. Esta concentración de cal es poco estética, difícil de limpiar y muy molesta. Sin embargo, se trata solamente de la parte más visual del problema. Los minerales pueden empezar a acumularse en las tuberías, válvulas o, incluso, en los electrodomésticos, como lavadoras o lavavajillas. 

Estos residuos que no vemos pueden provocar problemas de todo tipo en el resto de la instalación, desde una disminución en la presión del agua a atascos o averías generales que solo podrá solucionar un profesional. Además, pueden reducir notablemente la vida útil de pequeños electrodomésticos, como cafeteras, hervidores o calentadores de agua.

Atascos y bajadas en la presión: efectos del agua dura en las tuberías

Pero ¿cuál es su efecto en nuestra instalación? Como puedes imaginar, la acumulación de carbonato de calcio dentro de las tuberías reduce con el tiempo la cantidad de agua que pueden transportar. En casas antiguas, incluso puede bloquearlas por completo o provocar averías. En las más modernas, la presión del agua disminuye notablemente y aumentan nuestras posibilidades de sufrir atascos en las tuberías.

Si la acumulación de residuos es grande, puede provocar una obstrucción parcial o total en la tubería, que acabe produciendo una rotura o corrosión del material a causa de la presión. Una grieta, por pequeña que sea, puede dar como resultado escapes de agua que aumenten notablemente nuestras facturas o perjudiquen la instalación general de fontanería de la casa.

Ciertos tipos de tuberías domésticas son más adecuadas en casas con presencia de agua dura. Por ejemplo, las elaboradas en cobre, PVC o polietileno interconectado (PEX) aportan durabilidad gracias a su resistencia a la corrosión y a la acumulación de residuos, aunque deben revisarse cada cierto tiempo para confirmar que se encuentran en un estado óptimo.

bannerlocation

Soluciones y prevención de averías provocadas por aguas duras

Existen varias maneras de prevenir el daño que el agua calcárea puede provocar sobre el sistema de fontanería y los electrodomésticos de nuestra vivienda: 

  1. Utilizar un tratamiento genérico que sirva para toda la casa, con aparatos descalcificadores o filtros que eliminen las partículas más dañinas.
  2. Proteger los electrodomésticos mediante un tratamiento local consistente en la colocación de un sistema de filtrado. Existen dispositivos para cualquier aparato que podamos encontrar en una vivienda, desde calentadores o calderas hasta lavadoras.
  3. Si lo que buscamos es mejorar la calidad del agua que usaremos para beber, te recomendamos un sistema de filtro en la toma de agua del fregadero. Los más habituales son los sistemas de ósmosis inversa, en los que una membrana semipermeable filtra todo tipo de sustancias que puedan estar presentes en el líquido, no solamente la cal.

Si se ha producido una avería en la instalación de tu vivienda, no dudes en contactar con los fontaneros de HomeServe, con servicio urgente 24 horas y sin gastos de desplazamiento. Y para proteger tu hogar y despreocuparte de cualquier tipo de problema, elige los packs de averías de fontanería, ideales para olvidarte de gastos repentinos y cuidar tu vivienda. ¡Pruébalos!

Botón llamar a HomeServe

 

Te llamamos ahora

Estimado cliente,

Para poder ofrecerte la mejor solución por favor, selecciona la opción más adecuada y ponte en contacto con nosotros:

Emergencias contact info
Emergencias contact info