colocando azulejos |Homeserve

Descubre los 3 mosqueteros de todo manitas: siliconas, espumas y selladores

¿Recuerdas aquello de "mejor solo que mal acompañado"? Pues hoy te contamos cómo estar en muy buena compañía con estas herramientas y que no se te resista ninguna reparación.

Salvador de la casa

25/02/16

Los expertos en reparaciones del hogar de HomeServe te enseñan cómo comprar y aplicar selladores, siliconas y rellenos químicos en las averías o reformas de tu casa, como un auténtico profesional.

Imágenes de Leroymerlin.es

.¿Cada vez que te enfrentas a un desaguisado doméstico te sientes como un héroe invencible? Por supuesto, D’Artagnan… Pero todo manitas necesita aliados fuertes, ágiles y resistentes. Y sin duda alguna, tus AthosPorthos y Aramis del bricolaje y las manualidades son las siliconas, las espumas y los selladores.

Pero, ojo: este trío de químicos no debe ser tomado a broma. Son peligrosos. Pueden causar daños graves si no los utilizas correctamente. Así que hoy vamos a aprenderlo todo sobre ellos: para qué sirven, para qué no, cómo emplearlos con seguridad y cuáles son sus posibilidades.  

¿Cómo comprarlos? Hazte 3 preguntas:

Cuando tienes que elegir un sellador o una silicona, principalmente, debes hacerte –tanto a ti mismo como al ayudante de tu ferretería o tienda de bricolaje- las siguientes cuestiones:

1. ¿Sobre qué material se va a aplicar?

2. ¿Qué función concreta queremos que cumpla? (¿es para sellar, pegar o rellenar?)

3. ¿Qué condiciones deberá soportar? ¿Frío o calor extremos? ¿Es para interior o exterior? ¿Agua o seco? .

Tener claras las respuestas a todas estas preguntas nos ayudarán a encontrar el producto específico, dentro de la vastísima gama de marcas y variantes que puedes encontrar hoy en día en cualquier tienda mínimamente especializada. Cada uno de ellos ha sido formulado químicamente con unas funciones muy específicas que o hacen más apto para unos u otros usos, superficies, durabilidades, resistencias, etc. y puedes encontrar estas diferencias en las instrucciones del mismo envase.

Diferencias físicas y estéticas

Tanto los selladores como las siliconas y las espumas existen en distintos acabados, texturas y colores, para adaptarse al entorno en que piensas aplicarlos (hay muchos tonos de madera diferentes, por ejemplo). La mayoría también pueden ser pintados, una vez aplicados y secos.

Cómo limpiarlos o eliminarlos

Como cada formulación química es diferente, cada forma de lavarlo o eliminarlo también lo es, y el tipo de disolvente a aplicar vendrá indicado en la etiqueta de cada producto. Una buena costumbre es guardar bien estos productos (sellados al vacío, para que no se sequen ni se deterioren) y, cada cierto tiempo, cuando su última aplicación se ha degradado, retirarla y sustituirla por una nueva capa de ellos. .

Cosas que has de tener en cuenta antes de manipular siliconas, selladores o espumas:

1. Si vas a manejar veneno, ten a mano el antídoto. Es decir, cúbrete las espaldas comprando al mismo tiempo el limpiador específico o disolvente requerido para eliminar este producto. Y trabaja con ambos cerca para evitar desastres.

2. Pide la herramienta perfecta para aplicarlo, no te fíes de la que lo acompaña. Muchas veces el envase nos invita a soñar con la experiencia perfecta sin gastar ni un céntimo más: “contiene aplicador”. Pero después descubrimos que ese fragmento de plástico, pequeño y barato, que venía dentro de la caja, no nos ayuda mucho más que cualquier apaño que nos fabriquemos con algo sacado de la papelera. Por eso, consulta en la tienda cuál es la mejor forma de aplicarlo, y pregunta si tienen alguna herramienta específica que te ayude de verdad.  

Cómo aplicarlos: Paso a paso

1. Antes de nada, limpia perfectamente y sanea la superficie.

Elimina todo rastro de suciedad y polvo, y seca bien (el envase te indicará el grado de humedad que requiere su aplicación). Si hablamos de silicona, retira la aplicación anterior con ayuda de una espátula especial, diseñada para no rayar la superficie (por ejemplo, las baldosas del baño) sin necesidad de emplear disolventes agresivos.  

2. ¿Cómo aplico una silicona? Las tienes de muchos tipos, aunque a groso modo se podrían dividir en dos:

Por un lado está la silicona común, que proporciona estanqueidad total, para evitar filtraciones de agua, aire o humedad. Es bastante resistente a los cambios de temperatura, y se adhiere sobre metal, cristal, madera o cemento. Al ser elástica, absorbe los movimientos sutiles de dilatación o contracción de los materiales, por ejemplo en el cambio de estación climática.

profesional con silicona 

Pero existen otras siliconas más específicas para cuando buscar una cualidad especial: con fungicida, para evitar el desarrollo de hongos, para mármoles o espejos, para altas temperaturas… etc. En cuanto a su aplicación, hay dos grandes variantes, según el grado de comodidad que requieras o la cantidad que vayas a aplicar. Pueden comercializarse con pistola, pero también aplicarse en formato de tubo, con una cánula en su tapón que deberás recortar del ancho que desees el cordón de aplicación. .

3. ¿Quieres sellar maderas o algún material delicado? No hay problema:

Existen composiciones sin disolventes que no dañan estos materiales y que, además, se limpian fácilmente y después se pueden pintar. Puedes emplearlos para sellar grietas entre placas de yeso, ladrillo o piedra, ranuras de cajas de persiana, marcos de ventana, etc. dependiendo del material con que estén construidas, claro.  

4. Un reparador especial para zonas conflictivas con mucho movimiento: la masilla de poliuretano.

Los expertos en reparaciones del hogar de HomeServe te enseñan cómo comprar y aplicar selladores, siliconas y rellenos químicos en las averías o reformas de tu casa, como un auténtico profesional.

 

Ya sea en interior o exterior, este preparado se pega sobre aluminio, acero, zinc, PVC, madera, fibrocemento, mármol… y seca muy rápidamente, resistiendo golpes, pasos, vibraciones y cambios de temperatura sin problemas.

Estas espumas de poliuretano tienen una gran capacidad de expansión. A veces pueden crecer hasta un 300%. Puedes usarlas para rellenar, aislar térmica o acústicamente, aislar conducciones de agua o instalaciones eléctricas. Otras espumas de poliuretano con menos índice de expansión sirven para fijar tejas en la construcción, por ejemplo. ¿Y para eliminar el sobrante? Una vez endurecida, puedes darle forma con un cutter.

Recuerda: hay una solución específica para cada problema en tu hogar: pegar, sellar o rellenar. Lo único que has de hacer es informarte correctamente en tu distribuidor habitual y seguir con cuidado las indicaciones del envase.

Llamar a un manitas | HomeServe

 

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.