infografia de una instalación monofasica y trifasica

Instalación monofásica o trifásica: ¿cuál elegir para tu hogar?

La instalación monofásica o trifásica te indica el tipo de potencia en tu hogar. Desde Homeverse te ayudamos a elegir la que más te conviene. ¡Descúbrelo!

Salvador de la Casa

05/04/22

Tu hogar puede tener una instalación monofásica o trifásica. Ambas cuentan con unas características diferentes, las cuales debes conocer. Además, identificar qué tipo posees te ayudará a calcular la potencia de tu vivienda. ¿Te interesaría reconocerlas? Te lo explicamos en detalle.

Diferencias entre instalación monofásica y trifásica

La instalación monofásica es la más común en casas y apartamentos. Este sistema utiliza una sola fase y una única corriente alterna, donde las tensiones normalizadas que encontrarás van de los 220 a los 230 voltios. Esto te limita a la hora de contratar la potencia máxima. Por ejemplo, para los 220 voltios, sería de 13,86 kW.

En cuanto a la trifásica, suele estar presente en los edificios comerciales. Está conformada por tres fases que dividen la potencia de la instalación. La tensión normalizada puede adaptarse entre los 380 y los 400 voltios. De manera obligatoria, tendrás que contratar una potencia máxima de 15 kW, siendo esta la más adecuada para este tipo de instalaciones.

Para que tengas aún más clara la diferencia entre monofásico y trifásico, ten en cuenta estas claves:

  • El circuito. El cableado de ambos sistemas varía entre sí. El de la monofásica dispone de tres cables, mientras que la trifásica cuenta con cinco.
  • Precio. La trifásica tiene un coste superior a la monofásica cuando la instalas en el hogar. Esto se debe a que permite una mayor potencia.
  • Potencia. La trifásica es la ganadora en este aspecto, ya que permite la conexión de más aparatos eléctricos. Por esta razón se instala en los locales comerciales, los cuales tienen una mayor demanda energética.
Como ves, las diferencias entre ambos sistemas son importantes. No obstante, la fundamental es la potencia contratada. Al pasar de una a otra, tendrás que evaluar si te compensa. De lo contrario, podrías pagar por una instalación que no estás aprovechando, lo que te haría perder dinero. Si quieres ahorrar en tu factura de la luz, piensa a fondo si necesitas este cambio.

Electricista evaluando la diferencia entre monofásico y trifásico en un cuadro eléctrico.

¿Cómo saber si tu instalación es monofásica o trifásica?

A la hora de saber cuál de las dos tienes instalada, debes acudir al cuadro eléctrico de casa. Este suele estar ubicado en la entrada principal. Tienes que comprobar el interruptor de control de potencia o ICP que se encuentra en la caja. Si es doble, estás frente a un monofásico, y si cuenta con uno triple o superior, será trifásico. Así, sales de dudas de manera sencilla.

Un electricista de HomeServe trabajando para pasar de una instalación monofásica a una trifásica

¿Qué tipo de instalación necesita tu vivienda: monofásica o trifásica?

La principal razón para cambiar de la monofásica o la trifásica y viceversa radica en la potencia que necesites. Tienes que calcularla para saber si debes efectuar el cambio. Sin embargo, considera detenidamente este par de aspectos:
  • Cuando no necesitas una potencia contratada superior a 13,86 kW, se recomienda una instalación monofásica. Gracias a ella, tus facturas no serán tan altas y los plomos saltarán con menos frecuencia. La mayoría de hogares se encuentran en esta situación, ya que no cuentan con suficientes dispositivos conectados.
  • En caso de que superes los 13,86 kW, sí que es recomendable pasarse a una instalación trifásica. Eso sí, procura que tus electrodomésticos sean trifásicos para evitar problemas.

Si decides cambiar a trifásica, la potencia se reparte en tres fases. Notarás los cambios en tus electrodomésticos, los cuales son monofásicos. Si no los sustituyeras o adaptaras, excederías con frecuencia su límite y los plomos saltarían.

Cómo pasar de monofásica a trifásica

A la hora de pasar de monofásica a trifásica, necesitarás un nuevo boletín eléctrico y contratar a un electricista homologado. Además, tendrás que cumplir con estos pasos:

  1. Tienes que comunicar a tu comercializadora tu intención de cambiar la instalación.
  2. La comercializadora se pondrá en contacto con la distribuidora eléctrica. Esta es la que se encargará de gestionar el proceso. Puedes proponer tú mismo al electricista que más te interese para efectuar los cambios.
  3. Tras esto, acudirá a tu vivienda un electricista profesional y homologado. Se encargará de efectuar los cambios pertinentes y emitirá un nuevo Certificado de la Instalación Eléctrica. También te informará de los datos del suministro que hayan cambiado, como es la potencia contratada.

bannerlocation

Cómo pasar de trifásica a monofásica

El proceso para cambiar de trifásica a monofásica no es muy diferente al anterior. Necesitas comunicárselo a tu comercializadora, quien informará a la distribuidora. Esta llevará a cabo los cambios en la instalación, como la sustitución del contador de luz. Eso sí, en todo el proceso no sufrirás cortes de luz, salvo cuando se pase de un sistema a otro.

Cuando los cambios estén hechos, el electricista encargado te detallará cómo es la nueva instalación. Te entregará los planos de esta y los datos sobre la potencia contratada. Como ves, el proceso no es muy largo ni requiere de demasiados pasos. Además, podrás consultar cualquier duda que tengas a la comercializadora. No obstante, piensa a fondo si te compensa el cambio de un sistema a otro.

Para asegurarte de que tu instalación monofásica o trifásica funciona correctamente y no te da un disgusto en el momento menos indicado, confía en los servicios de nuestros técnicos electricistas para realizar el mantenimiento adecuado de todo el sistema. Si tienes dudas sobre su uso, plantéales tus preguntas. Las responderán en el acto y con completa profesionalidad. Adicionalmente, contamos con un pack de averías de electricidad para que no tendrás que preocuparte de nada. Deja en nuestras manos todas las intervenciones que necesites durante el año. De este modo, evitarás gastos imprevistos por muy poco al mes.
Cookies en Homeserve

Este sitio web usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Para más información, accede a nuestra política de cookies

Cookies en Homeserve
Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.