Mujer regulando la temperatura de una caldera eléctrica

Tipos de calderas

En HomeServe te hablamos de los diferentes tipos de calderas, sus ventajas y sus inconvenientes. ¡Descubre cuál es la mejor para tu hogar!

Salvador de la Casa

04/03/21

Puede parecer que elegir la vivienda ideal es lo más difícil. El proceso de búsqueda y compra de una casa resulta tan agotador que una vez que tenemos las llaves en la mano, descansamos. Pero luego nos damos cuenta de que la investigación no ha hecho más que empezar, porque hay miles de decisiones que tomar.

Una de las primeras consideraciones que hay que hacer antes de estrenar nuestra casa recién comprada es la caldera, ya que existen muchos tipos diferentes. A veces será necesario instalar una nueva, otras decidir si nos quedamos con la que tenemos o la cambiamos. Pero ¿por dónde empezar?

Los técnicos de HomeServe hacen una comparativa entre las diferentes calderas disponibles en el mercado para que tengas todos los datos que necesitas antes de decidirte.

Hombre programando una caldera

Tipos de calderas según el combustible que utilizan

Dependiendo del tipo de calefacción que hayas elegido, necesitarás instalar un modelo específico de caldera que se adapte a las necesidades del combustible que vas a utilizar. En este caso, podemos encontrar:

Calderas eléctricas

Al funcionar con electricidad, no necesitan combustión para caldear las estancias y calentar el agua. Por lo tanto, no hay que instalar una chimenea para que el humo salga al exterior ni es necesario realizar revisiones obligatorias para evitar fugas.

Entre las principales ventajas de una caldera eléctrica encontramos:

  • Que tienen un alto rendimiento.
  • Su instalación es sencilla y económica.
  • Respetan el medio ambiente.
  • Son silenciosas.
  • No emiten olores.

Las desventajas de instalar este tipo de calderas son:

  • Suele ser necesario aumentar la potencia eléctrica contratada.
  • La factura de la luz es visiblemente más alta que cuando se utiliza otro sistema de calefacción.

Calderas de gas

Las calderas de gas se diferencian de las eléctricas en que producen combustión para generar calor, por lo que su instalación resulta más complicada, requiere salida de humos y un control periódico que certifique que es segura. A pesar de todo, han sido las más populares en los hogares españoles en los últimos años.

Dependiendo del gas que utilizan, encontramos:

  • Calderas de gas natural, que es barato y ecológico. Necesitan estar conectadas a la red de suministro.
  • Calderas de gas butano, que no necesitan red de suministro porque funcionan con bombonas. Este tipo de combustible es más caro y, a pesar de contar con un alto poder calorífico, no son eficaces en zonas muy frías.
  • Calderas de gas propano, que está considerado como un gas limpio y que puede distribuirse en bombonas o a través de una red de suministro. Son recomendables para lugares donde se alcanzan temperaturas muy bajas.

Técnico de HomeServe revisando una caldera de gas

Calderas de gasoil

A pesar de que en los últimos años se han producido muchos avances en este sentido, las calderas de gasoil son más contaminantes que el resto. Sus principales ventajas son que ofrecen un calor casi inmediato y apenas requieren mantenimiento.

Estos sistemas de calefacción no necesitan estar conectados a la red de suministro de combustible, pero es imprescindible contar con un espacio habilitado para almacenarlo.

Calderas de biomasa

Han sido las últimas en entrar en el mercado, aunque están inspiradas en las calderas tradicionales de leña. Son calderas ecológicas, ya que el combustible que utilizan es natural y biodegradable.

La parte negativa de instalar estas calderas es que se necesita contar con espacio para almacenar los pellets y que la carga de combustible se debe hacer de forma manual.

Tipos de calderas según su sistema de funcionamiento

Con independencia del tipo de energía que necesiten para trabajar, existen principalmente tres tipos de caldera si tenemos en cuenta cómo funcionan:

Calderas de condensación

Las calderas de condensación pueden utilizarse con calefacción de gas o de gasoil y son muy eficientes, ya que trabajan aprovechando el calor de la condensación del gas que se produce tras la combustión. También emiten una cantidad muy pequeña de óxido de nitrógeno, algo que pone en valor su respeto por el medio ambiente.

Al igual que sucede con los aparatos de aire acondicionado, es necesario instalar una tubería para expulsar el agua de condensación al exterior.

Calderas estancas

Cuentan con una cámara de combustión completamente sellada y solo están conectadas al exterior por una tubería que introduce aire en el interior y expulsa los gases hacia fuera.

A pesar de que poseen un gran poder calorífico, si comparamos las calderas estancas con las de condensación comprobamos que ofrecen un menor rendimiento, ya que no aprovechan la energía que se genera cuando se quema el combustible.

Calderas atmosféricas

Las calderas atmosféricas utilizan el aire de la habitación que van a calentar para realizar la combustión, por lo que la cámara está abierta y se corre un riesgo mayor de que los gases se distribuyan por la estancia. Este es el motivo por el que es obligatorio que la salida de humos esté en vertical y a una altura suficiente como para que salgan al exterior fácilmente.

Debido a su potencial peligro, se dejaron de fabricar en 2013 y solamente se pueden utilizar si ya estaban instaladas en la vivienda con anterioridad a esta fecha.

bannerlocation

¿Qué caldera es mejor para mi casa?

Esta es la pregunta del millón y, como siempre, no tenemos una respuesta. Todo dependerá de tus necesidades, de tu poder adquisitivo, de dónde está ubicada tu vivienda y de las redes de suministros a las que tengas acceso.

Nuestra sugerencia es que elijas, dentro de tus posibilidades, la opción más eficiente. Los modelos que utilizan energías respetuosas con el medio ambiente y que generan pocos gases al exterior son los más recomendables.

Si quieres que un experto en calderas estudie cuál es la mejor caldera para tu caso concreto y te indique cómo y dónde instalarla, confía en HomeServe. Te ofreceremos un servicio cercano y rápido, ¡y a tu medida!

Nuestros packs de reparación de gas cubren todos los imprevistos y las tareas de mantenimiento que necesita tu sistema de calefacción. Contrátalos y deja que nosotros nos encarguemos del trabajo mientras tú disfrutas de tu hogar.

Recuerda que en HomeServe ¡La 1ª reparación es GRATIS*! ¡Llama ya al 911 774 593 e infórmate sin compromiso! ¡Damos servicio en toda España! (*Consulta condiciones)

Botón llamar a HomeServe

Cookies en Homeserve

Este sitio web usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Para más información, accede a nuestra política de cookies

Cookies en Homeserve

Te llamamos ahora

Estimado cliente,

Para poder ofrecerte la mejor solución por favor, selecciona la opción más adecuada y ponte en contacto con nosotros:

Emergencias contact info
Emergencias contact info