Manos de mujer y de niño sobre un radiador

Tipos de radiadores: elige los más adecuados para tu casa

Descubre los diferentes tipos de radiadores que existen para elegir el que mejor se adapta a tus necesidades. ¡Entra en calor con HomeServe!

Salvador de la Casa

18/02/21

Cuando llega el momento de cambiar los radiadores de nuestra casa o de elegirlos para una nueva nos damos cuenta de lo poco que sabemos de ellos. Los vemos todos los días en nuestras habitaciones y nos beneficiamos del calor que irradian, pero pocas veces nos paramos a pensar en cómo son por dentro y en cómo funcionan.

Conocer a fondo los diferentes tipos de radiadores que existen actualmente es fundamental para escoger los más adecuados para nuestro hogar. Los técnicos de calefacción de HomeServe nos dan todas las claves.

Radiador de hierro

Radiadores de agua

Cuando el agua caliente circula por el interior del radiador, se calienta y transmite la alta temperatura a la estancia en la que se encuentra. Una vez que el agua se ha enfriado, vuelve al generador para calentarse, por lo que está en constante movimiento.

Dependiendo del material con el que están fabricados, podemos encontrar distintos tipos de radiadores de agua.

Radiadores de hierro

Son los que habitualmente encontramos en las casas antiguas y se caracterizan por ser muy resistentes y duraderos.

El principal punto fuerte de estos radiadores es que el calor que emiten se mantiene durante más tiempo en el ambiente y ellos guardan la temperatura más rato. Por otra parte, tienen un precio más alto y, además, pesan mucho, por lo que han ido perdiendo popularidad con el paso de los años.

Radiadores de aluminio

Estos radiadores son los que más se instalan actualmente, ya que tienen un precio económico y pesan poco.

El inconveniente es que, aunque pueden calentar una habitación rápidamente, la temperatura del ambiente se pierde con relativa facilidad. Además, cuando la calefacción se apaga se quedan fríos muy deprisa.

Radiadores de chapa

Son ligeros, resistentes y económicos, pero, a pesar de estar fabricados en chapa de hierro, las altas temperaturas que irradian no se mantienen durante mucho tiempo en el ambiente. 

Radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos producen ellos mismos el calor con el que caldean las viviendas sin necesidad de que un líquido les transfiera la temperatura desde una caldera. Este es el motivo por el que muchos eligen instalarlos, ya que no se necesita hacer obra para colocar un sistema de tuberías, sino que basta con poder enchufarlos.

Se puede ahorrar mucho dinero en la instalación, pero seguramente también suba el coste de la luz cuando se encienda la calefacción. Por lo tanto, conviene informarse del consumo de los radiadores elegidos para hacer cuentas antes de decidirse.

Actualmente existen en el mercado varios tipos diferentes de radiadores eléctricos:

Radiadores de aire

Estos dispositivos se conocen también como convectores y cuentan con una resistencia en su interior que, cuando se calienta, sube la temperatura del aire que tiene a su alrededor.

Los radiadores de aire solamente emiten calor mientras están encendidos y se enfrían en el momento en el que se apagan.

Técnico de HomeServe revisando un radiador

Radiadores con fluido portador de calor

Funcionan de forma similar a los de agua, la diferencia es que el fluido caloportador está dentro del propio radiador. Gracias a este líquido que aumenta de temperatura al encender la electricidad, el aparato mantiene el calor durante un tiempo después de que se apague.

El fluido del interior suele ser aceite sintético, por lo que se conocen comúnmente como radiadores de aceite.

Radiadores cerámicos

Al igual que los de aire, cuentan con una resistencia interior que, cuando la electricidad pasa por ella, se calienta.

Su principal ventaja es que pueden guardar la temperatura gracias al material cerámico con el que están fabricados. La desventaja es que tardan en calentarse.

Radiadores por infrarrojos

Estos dispositivos no tienen la apariencia que esperamos cuando pensamos en un radiador. Son, en realidad, unos paneles finos que apenas ocupan espacio y que se colocan en las paredes o en el techo.

Cuando se encienden comienzan a irradiar ondas que, en lugar de aumentar la temperatura del aire, calientan directamente los objetos. Su principal ventaja es que no resecan el ambiente ni generan polvo.

bannerlocation

¿Qué radiador elegir?

Ahora que conoces todos los tipos de radiadores que tienes a tu alcance llega el momento de decidir. Pero ¿cuál es la mejor opción?

Como siempre, no existe una respuesta absoluta para esta pregunta, ya que todo dependerá de las necesidades y de las características de cada vivienda y familia. Para tomar la decisión más adecuada debes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Tienes un circuito de tuberías que te permita colocar radiadores de agua? Si no lo tienes, ¿puedes hacer obra para instalarlo? Si la respuesta es no, deberás elegir un radiador eléctrico.
  • ¿Cuentas con poco presupuesto? En este caso tendrás que estudiar a fondo las etiquetas energéticas para elegir radiadores de bajo consumo.
  • ¿Necesitas calentar habitaciones grandes o pequeñas? Para espacios reducidos suele bastar con radiadores de aire; por el contrario, los lugares más espaciosos precisan un calor que se mantenga durante más tiempo.
  • ¿Pasas mucho tiempo en casa? Si es así, lo recomendable son dispositivos que guarden el calor por un tiempo después de apagarse. Ganarás en calidad de vida, sobre todo por la noche.
  • ¿Eres alérgico y te afectan mucho el polvo y la sequedad del ambiente? Si este es tu caso, decídete por radiadores de infrarrojos.

Puede que aún tengas dudas, ¡no te preocupes! Confía en los técnicos de calefacción especialistas en radiadores: ellos te darán todas las claves para que tomes la mejor decisión. Además, en HomeServe te ofrecemos nuestros packs de reparaciones de gas para que dejes en nuestras manos cualquier imprevisto o avería que pueda surgir en tu circuito de calefacción a lo largo de todo el año. ¡Confort en tu hogar a prueba de sustos!

Recuerda que en HomeServe ¡La 1ª reparación es GRATIS*! ¡Llama ya al 911 774 593 e infórmate sin compromiso! ¡Damos servicio en toda España! (*Consulta condiciones)

Botón llamar a HomeServe

Cookies en Homeserve

Este sitio web usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Para más información, accede a nuestra política de cookies

Cookies en Homeserve
Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.