Smart city_ciudad iluminada

Las utilities y las oportunidades de la Smart City

Las Smart Cities son los escenarios sobre los que las utilities trabajarán, no ya en el futuro, sino a partir de hoy mismo. Las ciudades inteligentes, la tecnología y, por supuesto, las necesidades y exigencias de los ciudadanos dirigirán las estrategias y configurarán ese nuevo entorno urbano sostenible y eficiente en el que viviremos.

07/06/19

Las Smart Cities y las utilities tienen un gran futuro de colaboración por delante. Su relación será de simbiosis, es decir, una será posible gracias a la otra, y viceversa. El resultado de esa colaboración será muy beneficioso para los ciudadanos, que podrán acceder a mejores servicios, más eficientes y sostenibles.

Con esos mejores servicios, los habitantes de las Smart Cities disfrutarán de una mejor calidad de vida, de más flexibilidad en el acceso a los servicios, y se asegurará la sostenibilidad de los recursos. Por otro lado, el futuro es claro: las utilities han de enfocarse en el cliente, de la misma manera que hemos visto en el caso de las compañías de agua.

Smart City y mejora de la calidad de vida

Cuando hablamos de Smart Cities, muchas veces nos centramos demasiado en definir qué son, más que en explicar las posibilidades reales que facilitan. Tendemos a pensar que las tecnologías actuales se quedarán obsoletas en pocos años. Que aparecerá algo mejor, que resolverá mejor los problemas.

Sin embargo, dar un primer paso para identificar las necesidades de la comunidad es la base de cualquier hoja de ruta de la Smart City. Y esas necesidades suelen ser las que, de ser satisfechas, proporcionan mejor calidad de vida a las personas.

Utilities_smart city

Esas necesidades pueden ser, por ejemplo, una mejor red de movilidad que permita a las personas llegar antes a sus destinos, prescindir de la mayoría de los coches y, por tanto, ver reducido el nivel de estrés, disfrutar de una ciudad más silenciosa y menos congestionada, además de respirar un aire más limpio.

Es el caso de Columbus, en Ohio (EE. UU.). Esta ciudad ganó, en 2016, el Desafío Smart City del Departamento de Transporte Federal, compitiendo contra 77 ciudades de todo el país. Hoy, la ciudad está estudiando la electrificación de sus flotas de transporte público, facilitar apoyo para la instalación y mantenimiento de las infraestructuras de carga de vehículos eléctricos, el uso de vehículos de conducción automática y el equipamiento de los autobuses con tecnología que puede integrarse con los semáforos para reducir los retrasos y la congestión.

Lo más importante es que Columbus está involucrando a una variedad de grupos en toda la ciudad, incluidas las agencias de servicios humanos y de salud, para construir un sistema operativo conectado que comparte datos para aprender cómo hacer que estas opciones de transporte sean más efectivas para los residentes.

Más flexibilidad en el acceso a los diferentes servicios

En función del presupuesto, los beneficios potenciales y la participación de los interesados en el concepto de Smart City, se pueden ver dos enfoques claros:

  • La planificación integrada a largo plazo en la que se desarrolla una visión integral de la funcionalidad futura en múltiples aspectos de la vida de la ciudad, como en transporte, energía, salud o interacción ciudadana, con el fin de conectar todas las piezas.
  • O bien, un enfoque incremental centrado en resultados rápidos y asequibles para emprender mejoras incrementales del sistema.

Utilities_smart city_2 

El segundo enfoque es el más flexible cuando se trata de las utilities. Planificar cambios radicales en la manera en que los ciudadanos acceden a los servicios de aguas, por ejemplo, o de cualquier otro sector, puede suponer grandes dificultades que no se pueden prever.

Al enfocarse primero en pequeños cambios que se aceptan bien, junto con tecnologías probadas que aprovechan la red existente, las utilities pueden involucrar mejor a las partes interesadas y establecer sus roles como socios y líderes en el proceso. Y pueden producir beneficios económicos para financiar nuevos proyectos piloto y nuevas iniciativas.

La sostenibilidad, natural en las Smart Cities

Las Smart Cities influyen y planifican el crecimiento futuro. Y el crecimiento de las ciudades inteligentes será muy importante, puesto que la población tiende —y seguirá haciéndolo— a concentrarse en las ciudades. Cuando hablamos de las «Smart Water City» ya mencionamos que la sostenibilidad es un pilar básico en el desarrollo de las ciudades.

Por ejemplo, en el sector eléctrico, las energías renovables aumentarán notablemente su participación en el mix energético en lo que es un proceso progresivo, pero firme, de «descarbonización».

En este sentido, volvemos a mencionar lo dicho al principio del artículo. La mejora en la calidad de vida de las personas es una característica fundamental de las Smart Cities, y las utilities tienen en este terreno la oportunidad de innovar, de mejorar sus procesos y, si hablamos de electricidad, de adoptar las tecnologías de generación energética sostenibles y medioambientalmente respetuosas.

Por otro lado, no todo se basa en la generación energética, en proporcionar agua o gas. El consumo responsable, el uso «sabio» de la energía, es fundamental para garantizar la sostenibilidad.

Utilities y smartcities_HomeServe

Los clientes, primero

Centrarse en las iniciativas de ciudades inteligentes puede ser un desafío, especialmente para las empresas de servicios públicos más pequeñas que enfrentan retos más urgentes relacionados con las finanzas, la infraestructura o el personal. Pero la prioridad fundamental es, y será, el enfoque al cliente.

Es sencillo: las empresas están para servir a sus clientes. Para proporcionar el mejor servicio y la mejor experiencia posibles. La innovación y la búsqueda de oportunidades son básicas a la hora de dar más a los clientes.

Con cada vez más actores involucrados, en el caso mercado energético, las empresas comercializadoras de energía deben luchar por sobresalir sobre la competencia, diferenciándose unas de otras. Una de las mejores maneras de conseguirlo es transformando la experiencia del cliente, buscando la excelencia en todos los aspectos relacionados con ellos, aportando valor añadido, mejorando la gestión de incidencias y la atención al cliente.

Te llamamos ahora

Estimado cliente,

Para poder ofrecerte la mejor solución por favor, selecciona la opción más adecuada y ponte en contacto con nosotros:

Emergencias contact info
Emergencias contact info