Edificio inteligente

¿Qué es un edificio inteligente?

12/12/18

Los edificios inteligentes, o Smart Buildings, son aquellos que disponen de sistemas e instalaciones que permiten su gestión y control de manera automatizada. El objetivo es aumentar la eficiencia energética y garantizar la sostenibilidad, la seguridad, la usabilidad y la accesibilidad para cualquier persona.

Entre los sistemas e instalaciones que se pueden automatizar encontramos: la climatización, la iluminación y la electricidad, los sistemas de seguridad, las telecomunicaciones y métodos multimedia, y los controles de acceso. Para lograrlo, los edificios inteligentes utilizan diversidad de tecnologías, entre las que destacan el Internet de las Cosas (IoT) y el análisis predictivo. Gracias a ellas es posible disponer de un sistema de control integrado y prevenir con anticipación cualquier problema, por pequeño que sea, que permita una rápida actuación.

A pesar de que se suelen relacionar los edificios inteligentes con edificios de oficinas, la tendencia nos lleva a que, en un futuro cercano, todas las construcciones (incluyendo viviendas) tendrán incorporados estos automatismos.

Edificio inteligente_1

¿Qué características definen a los edificios inteligentes?

El concepto de edificio inteligente puede parecer tan difuso como el concepto de SmartCity. Aunque dependerá de muchos factores, desde el uso al que está destinado el edificio hasta las necesidades concretas de sus habitantes o usuarios, sí es posible identificar las características de los Smart Buildings:

  1. Eficiencia energética. Un edificio inteligente dispondrá de sistemas de ahorro energético y de agua, monitorizando además su uso y el gasto diario para adaptarse a las necesidades de las personas.
  2. Control centralizado e integrado en el edificio. A pesar de que cada planta podría tener su propio sistema de control, todo debe estar interconectado para garantizar la optimización global del edificio.
  3. Son edificios seguros. Desde los controles de acceso hasta los sistemas de extinción de incendios, o los sistemas de ventilación automatizados, este tipo de edificios cuenta con los últimos avances en materia de seguridad.
  4. Son soluciones escalables o, lo que es lo mismo, son edificios flexibles capaces de incorporar las nuevas tecnologías a medida que surgen.
  5. Ergonomía para sus inquilinos. Ya sea en edificios de oficinas o en bloques de viviendas, los Smart Buildings disponen de soluciones orientadas a mejorar la usabilidad y el confort de las personas. Desde los sistemas de iluminación inteligentes, pasando por puertas inteligentes o accesos para discapacitados, todo está pensado en torno al concepto de ergonomía.

 Infografia_edificios inteligentes

Tecnologías imprescindibles en los edificios inteligentes

En un edificio inteligente tienen cabida multitud de tecnologías capaces de mejorar el rendimiento, garantizar la sostenibilidad y mejorar la vida de las personas. Repasamos las principales tecnologías:

  • Internet de las Cosas: en un solo edificio se juntan miles de dispositivos y sensores con la capacidad de conectarse a través de internet, de manera que todos esos datos puedan ser utilizados con algún fin.
  • Análisis predictivo: estas técnicas de análisis sobre los datos recogidos por los dispositivos IoT ofrecen la posibilidad de predecir, entre otras cosas, los usos más probables de los diferentes sistemas, y cómo evolucionarán a lo largo del tiempo. Esto es muy importante de cara a la toma de decisiones o para determinar el funcionamiento de otros sistemas inteligentes.
  • Arquitectura de estándar abierto: este punto no se refiere a la arquitectura física del edificio, sino a la arquitectura de los sistemas informáticos. Todos los dispositivos y sensores hablan el mismo lenguaje, pudiéndose comunicar de forma efectiva.
  • Iluminación inteligente: mencionamos iluminación, pero también se puede aplicar a otros sistemas como ventilación o climatización. Se trata de sistemas que reaccionan a los cambios en la luz ambiente (o a la temperatura, humedad o calidad del aire) de manera automatizada adaptando su intensidad. También pueden ser controlados a través de apps para ambientar una sala de reuniones o conseguir un ambiente propicio para mejorar la productividad.
  • Sistemas inteligentes de gestión: son los llamados Intelligent Building Management Systems (iBMS), encargados de hacer que el sistema funcione. Son el corazón del edificio inteligente, capaces de gestionar todos los sistemas, de procesar todos los datos y de tomar decisiones con fundamento para lograr la optimización a todos los niveles en el edificio inteligente.
  • Next Generation Power, o sistemas de electrificación inteligentes: las conexiones eléctricas se realizan a través de cables de red, de manera que es posible monitorizar el consumo energético a la vez que se produce. De esta forma, procesar estos datos es muy sencillo, y optimizar el consumo más aún.

Un edificio inteligente minimiza su huella de carbono

Una de las consecuencias más positivas de la existencia de los edificios inteligentes es que reducen la huella de carbono típica de los edificios de oficinas (en los de viviendas la figura sería diferente debido a la diferencia en los consumos energéticos típicos en cada uno). Con todos sus sistemas orientados en el consumo energético óptimo a nivel de cada dispositivo individual, es de suponer que serán edificios extremadamente limpios y respetuosos con el medio ambiente.

Para ilustrar la reducción de emisiones que supone implantar la tecnología inteligente en los edificios de oficinas hablamos de la Torre Majunga, en París. En este edificio de oficinas están presentes los últimos avances en control y gestión del consumo, y se consiguen reducciones drásticas frente a otros edificios similares, sin tecnología de ningún típico. Con un consumo de 80 kWh/m2 al año, este edificio de oficinas consume entre un 20% y un 25% de la energía de otros complejos de oficinas.

Edificio inteligente_2

La inversión en tecnologías de Smart Building es muy necesaria. Los edificios inteligentes son las células de una Smart City más compleja y con mayores exigencias medioambientales, por lo que cada uno de ellos juega un papel fundamental para lograr ese ideal de ciudad sostenible, eficiente y escalable que pueda dar cobijo a una población creciente y cada vez más concienciada con el medio ambiente.

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.