furgoneta |Homeserve

El gasto fantasma de electricidad en el hogar

Pequeños gestos que ayudan a reducir la factura de la luz

El ahorro energético es una preocupación de las familias españolas y, a veces, pequeños gestos, nos pueden ayudar a aliviar la factura de la luz. En muchas ocasiones nos olvidamos del consumo que realizan los aparatos que dejamos en standby y puede llegar a representar el 5% del consumo del hogar. No apagar las regletas, dejar el piloto rojo de la televisión encendido, el cable del cargador móvil conectado o el reloj electrónico en los hornos y cocinas es un gasto de energía que se puede evitar. 

Por otro lado, existen distintas vías para optimizar la luz en casa y ahorrar en la factura final. Tal y como informa la OCU, si todos los hogares de España revisasen la tarifa y potencia contratada y, además, optimizasen el uso de los aparatos del hogar, el país se ahorraría 21.000 millones de kWh, casi 3.500 millones de euros.

La instalación eléctrica, clave para ahorrar en la factura

HomeServe, empresa especializada en soluciones para el cuidado y mantenimiento del hogar, aconseja realizar una distribución óptima y eficiente de los puntos de luz en el hogar y revisar la instalación eléctrica de forma periódica para evitar consumos extra. Según un estudio realizado por HomeServe, el 16% de las averías producidas en el hogar están relacionadas con la electricidad, y los meses de enero, diciembre y julio son los que acumulan mayor incidencia. 

Poniendo el foco en la iluminación, es importante aprovechar al máximo la luz natural y realizar una correcta distribución de los puntos de luz, tanto en ubicación como en intensidad. Un sencillo gesto como pintar las paredes de color claro ayuda a conseguir que las estancias absorban al máximo la luz natural y se reduzca el uso de luz artificial y, por ende, el gasto energético.
Desde HomeServe proponen 5 medidas y hábitos que ayudan a disminuir los problemas eléctricos y, en muchas ocasiones, generar ahorro en la factura de la luz.

1. Revisar el estado del sistema eléctrico: mínimo una vez cada 10 años y siempre que se lleve a cabo un cambio de domicilio.

2. Confirmar que la instalación cumple los requisitos mínimos para una correcta conexión. Según HomeServe, al menos la cocina y el baño deben contar con una toma de tierra y, por lo general, los enchufes deben situarse a más de un metro de los grifos y las tomas de agua de lavadoras o lavavajillas, así como de la ducha o la bañera para evitar posibles averías.

3. Instalar un diferencial para controlar las subidas y bajadas de la entrada de energía. Esta medida es clave, sobre todo, ante fenómenos meteorológicos adversos como los que se están sucediendo en los últimos años. Además, ante grandes nevadas, tormentas o rachas de viento fuerte es esencial desconectar todo tipo de dispositivos más sensibles a los fallos eléctricos.

4. Evitar sobrecargas del circuito eléctrico. Para no saturar el circuito es importante desenchufar todos los aparatos eléctricos como secadores o maquinillas eléctricas de afeitar después de utilizarlos. De igual manera, se debe eliminar el polvo de la secadora cada vez que se use para garantizar un consumo óptico y no cubrir el ventilador ni ninguna entrada de aire. 

5. Contar con un producto o servicio de mantenimiento y reparaciones eléctricas es tan importante como contar con un seguro de coche: sufrir alguna avería eléctrica podrían ocasionar incendios o descargas, lo que supone un riesgo para las personas que habitan la vivienda. Contar con este tipo de servicios aportará la tranquilidad de saber que se está en un entorno “eléctricamente” seguro y que las averías eléctricas no supondrán un mayor desembolso de dinero. 

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

No hay que perder de vista los planes del actual gobierno con respecto a su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Este proyecto, que supondrá un gasto por parte del Estado de casi 70 mil millones de euros durante los próximos dos años, contempla destinar casi 7 mil millones de euros en ayudas para, entre otros, la instalación de materiales que doten a las viviendas de mayor eficiencia energética. Si se está pensando en cambiar de casa, es importante tener en cuenta este programa ya que podría ofrecer rebajas fiscales del 30% para quienes consigan reducir como mínimo un 10% del consumo mediante las obras de reforma de su vivienda y deducciones del 60% para las comunidades de vecinos que obtengan la clase energética A o B en el edificio.

 

Cookies en Homeserve

Este sitio web usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Para más información, accede a nuestra política de cookies

Cookies en Homeserve

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.