Compartimento para la sal de un lavavajillas

5 consejos para el correcto mantenimiento de tu lavavajillas

Descubre los 5 consejos para el mantenimiento del lavavajillas que te proponemos en HomeServe. ¡Alarga la vida de tu electrodoméstico!

Salvador de la Casa

18/03/21

Las prisas y la falta de tiempo hacen que, en ocasiones, descuidemos algunas tareas del hogar. Muchas veces, simplemente sacamos y metemos platos del lavavajillas sin pararnos a pensar en la limpieza o en el mantenimiento del electrodoméstico. Aparentemente no supone un gran problema, pero, en realidad, a la larga puede hacer que dure menos tiempo del esperado.

Cuando los profesionales de HomeServe visitan las casas de los clientes para reparar una avería, detectan rápidamente si se ha producido por una falta de cuidado. En el post de hoy reunimos los principales casos con los que han tratado para ofrecerte 5 consejos para el mantenimiento del lavavajillas. Apenas cuesta ponerlos en práctica y aportan grandes beneficios.

Mano de hombre sacando el filtro del lavavajillas

1. Limpia el interior del lavavajillas

Una vez que el ciclo de lavado ha terminado y has sacado toda la vajilla del electrodoméstico, es el momento de limpiarlo por dentro.

Evita pensar que el agua y el jabón que han dejado los platos relucientes tienen que haber cumplido la misma función con el lavavajillas. En realidad, pueden haber quedado restos que, si no se retiran a tiempo, limitarán el rendimiento del siguiente lavado. Es una rutina sencilla a la que te acostumbrarás rápido:

  • Elimina el agua acumulada en las bandejas, en los soportes, en las rejillas o en el fondo del electrodoméstico.
  • Retira los restos de detergente que puedan quedar en el dispensador.
  • Pasa una bayeta húmeda por todos los elementos.
  • Deja la puerta entreabierta hasta que el interior se haya secado por completo.

2. Revisa el estado de los filtros del lavavajillas

A menudo se acumulan comida, jabón o cal en los filtros y dificultan el vaciado de agua. Cuando se obstruyen por completo, se puede quedar estancada y salir hacia fuera cuando abras la puerta, provocando el consiguiente desastre.

Evitar llegar a esta situación extrema es más fácil de lo que imaginas. Sigue estos pasos al menos dos veces al mes:

  • Saca el filtro que se encuentra en la base del lavavajillas.
  • Retira los residuos con la mano.
  • Elimina los restos más pequeños con la ayuda de un cepillo.
  • Lava con jabón y aclara con abundante agua.
  • Coloca el filtro de nuevo en su sitio.

Si quieres ir más allá y asegurarte de una limpieza perfecta, programa un lavado corto sin vajilla y sin jabón una vez al mes.

3. Lava los brazos rociadores del lavavajillas

Las aspas que pulverizan el agua para que llegue a toda la vajilla suelen ser las grandes olvidadas. Aprovecha los días en que vas a limpiar el filtro para lavar también los brazos y eliminar los restos de cal que pueden obstruir los orificios de distribución.

Si notas que los agujeros están muy tapados, tendrás que desmontar las aspas para dejarlas como nuevas. Pero no te lances sin pensar, ya que puedes estropearlas; es preferible que leas las instrucciones para saber los pasos que dar para sacarlas y, una vez limpias, colocarlas de nuevo.

Técnico de HomeServe reparando un lavavajillas

4. No subestimes el poder de la sal

Los anuncios de lavavajillas nos bombardean con la importancia de la sal. Los vendedores nos lo recuerdan cuando compramos nuestro aparato. Todos tenemos en casa un paquete adecuado para nuestro electrodoméstico. Y, sin embargo, rara es la vez que la utilizamos.

Es el momento de recordar que, sobre todo en las zonas geográficas en las que el agua es dura, la sal ayuda a que el lavavajillas haga un buen aclarado. Gracias a sus propiedades, contrarresta los efectos de la cal y evita las antiestéticas manchas blancas en la cristalería.

bannerlocation

5. Comprueba el suministro de agua

Puede que la manguera, el filtro o la válvula estén sucios y, por este motivo, el agua no entre correctamente al lavavajillas. No esperes a que el aparato empiece a fallar, busca un rato cada dos meses para retirar el electrodoméstico y hacer un poco de limpieza:

  • Desenchufa el lavavajillas.
  • Corta el acceso del agua.
  • Retira la manguera y lava todos sus componentes.
  • Coloca los componentes de nuevo.
  • Vuelve a abrir el grifo.
  • Conecta el electrodoméstico a la red eléctrica.

¿No hemos llegado a tiempo y tu aparato empieza a fallar? Confía en la experiencia de nuestros técnicos de lavavajillas. Ellos se encargarán de detectar la avería y repararla de forma rápida y eficaz. Si eres de los que se preocupan por todo, contrata uno de nuestros packs de reparaciones de electrodomésticos y nos encargaremos del mantenimiento y del arreglo de todos tus aparatos para que puedas olvidarte y centrarte en lo importante.

Recuerda que en HomeServe ¡La 1ª reparación es GRATIS*! ¡Llama ya al 911 774 593 e infórmate sin compromiso! ¡Damos servicio en toda España! (*Consulta condiciones)

 Llamar al servicio técnico de electrodomésticos de HomeServe

Cookies en Homeserve

Este sitio web usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Para más información, accede a nuestra política de cookies

Cookies en Homeserve
Te llamamos ahora
False

Estimado cliente,

Para poder ofrecerte la mejor solución por favor, selecciona la opción más adecuada y ponte en contacto con nosotros:

Emergencias contact info
Emergencias contact info