Bombillas

Bombillas LED: 4 ventajas y aplicaciones decorativas

Seguro que has oído hablar de las bombillas LED, ¿pero sabes cuáles son las claves de su éxito? Descubre sus ventajas y aplicaciones decorativas en este post. 

Salvador de la Casa

21/10/16

Puede que no sepas cómo, dónde, ni por qué, pero seguro que sabes que has oído hablar ¡y mucho! de las bombillas LED. Y no es de extrañar: esta tecnología tiene más de 50 años de vida y se ha convertido en la mayor revolución del mundo de la iluminación. Comparando prestaciones, durabilidad y consumo, supera con una amplia diferencia al resto de tipos de bombillas.

Las bombillas LED alcanzan las 45.000 horas de uso y facilitan el ahorro hasta en un 85% en comparación con las bombillas tradicionales porque todo su consumo se convierte en luz en vez de en calor. Además, son más seguras, ya que no contienen tungsteno ni mercurio, soportan temperaturas extremas y, por añadidura, tienen un encendido instantáneo. Y por si fuera poco todo esto, son bombillas eco-friendly, ya que contaminan menos y son más ecológicas.

Sí, todas esas ventajas marcan la diferencia, pero, ¿qué nos pueden aportar desde el punto de vista de la decoración?

Hoy te traemos 4 respuestas a esa pregunta, ¡no pierdas detalle!

Llamar a un electricista | HomeServe

1. Realzan los colores con los que hemos decorado la estancia

Tienen la capacidad de reproducir con una enorme fidelidad una amplia gama de colores. Por eso, presentan una gran adaptabilidad al entorno y al ambiente en el que deseemos ubicarlas, ya que ofrecen distintos tonos de luz, que van desde la más fría a la más cálida.

Las bombillas LED ofrecen un índice de reproducción cromática (IRC) entre el 80 y 90 sobre 100. Esto es: la capacidad de una fuente de luz para reproducir los colores de varios objetos con fidelidad, si se compara con una fuente de luz natural o ideal. Por lo que, en nuestra casa, los colores de paredes, alfombras, cuadros... podrán lucir de la mejor manera posible.

2. Un tipo de bombilla para cada parte de la casa

Para lugares en los que busques un ambiente cálido, como comedores, salones y habitaciones, el tipo de luz más adecuado es el blanco cálido (3.000K).

Para baños, cocinas o despachos en casa, las bombillas más indicadas son las de 4.500K, gracias al blanco puro que emiten.

Para despensas, almacenes, garajes o trasteros, inclínate por el blanco frío que emiten las bombillas de 5.800K.

3. Ofrecen distintos ángulos de luz

Podrás encontrar fácilmente bombillas LED con diferentes ángulos de apertura, desde aquellos pensados para dar luz a un punto concreto, hasta aquellos pensados para una estancia completa.

  • Para cuadros, vitrinas o estanterías, donde seguramente queramos poner una luz focalizada, coloca una bombilla con un ángulo de apertura próximo a los 40º.
  • Si queremos iluminar una habitación, lo mejor es decantarse por una bombilla con 120 grados de apertura. Eso sí, merece la pena plantearse cuáles son las dimensiones de la estancia e instalar más de una.

4. Se adaptan a diferentes espacios

Ningún lugar de la casa es igual a otro. La iluminación que necesita el pasillo es diferente a la del jardín. Las luces LED destacan por su adaptabilidad a diferentes entornos, pero lo importante es saber aplicarlos:

  • En el pasillo es aconsejable decantarse por tiras LED en la parte lateral del techo, así lograremos revitalizar un espacio que suele ser estrecho y sin luz natural.
  • En la cocina, lo mejor es colocar tiras LED debajo de los armarios, proporcionando un ambiente moderno e iluminando zonas de trabajo como las encimeras. Otra buena idea es instalarlos en cajones y armarios pequeños, así como debajo de baldas.
  • Para los dormitorios, deja boquiabiertos a todas tus visitas colocándolas en el cabecero de la cama. Recuerda buscar una iluminación cálida, que invite al descanso y al sueño. Una opción interesante es la de instalar un punto de luz con pinza para leer, en este caso, el ángulo de luz de la bombilla LED será muy pequeño.
  • En un salón o sala de estar, igual que en el dormitorio, buscamos la relajación y el descanso, por ello lo más recomendable es la luz cálida, que destaca en especial los tonos marrones y amarillos.
  • En el caso de las escaleras, plantéate si quieres una continuación de la iluminación de la estancia de la que parten o si, por el contrario, queremos dotar a la escalera con caracter propio. Una opción muy elegante, es la de colocar tiras en cada escalón o en los laterales; en caso de ser una escalera al aire, atrévete con la parte trasera.
  • Para armarios y espacios cerrados, lo mejor es descartar luces conectadas a la corriente eléctrica y elegir una alimentación de batería.

Salón HomeServe

Y si aún tienes dudas y no sabes cómo sustituir tus actuales bombillas por LED, ¡toma nota!

La forma de calibrar las bombillas tradicionales es en base de su potencia, sin embargo, con las bombillas LED lo que debemos tener en cuenta es la luminancia. Un led, por sí solo, es capaz de generar entre 60 y 90 lúmenes.

Para saber los lúmenes reales que da una bombilla LED, multiplica el número de vatios por 70, que es el valor medio de casi todas las bombillas. De esta forma podrás hacer un cálculo estimado del número de LED que necesitas para lograr la misma iluminación que tienes con las bombillas tradicionales.

A la hora de instalarlas, lo más cómodo es usar bombillas led con los mismos casquillos que tengan las lámparas. Si contamos con lámparas fluorescentes, halógenas o bombillas incandescentes, es muy posible que podamos reutilizar algunas partes de la instalación, por eso conviene revisarla a fondo antes de adquirir las bombillas LED que reemplazarán las actuales. Para la instalación recuerda que siempre es conveniente contar con los mejores electricistas para cambiar las halógenas por Led

Llamar a un electricista | HomeServe

Icono alerta Icono alerta

Muchas gracias. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para gestionar tu solicitud. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00 de la tarde.