Decora tu casa para Semana Santa: los tres detalles imprescindibles

Llega Semana Santa y cada uno lo disfruta a su manera. Es tiempo de viajar, de ver procesiones, o de aprovechar unos días en el hogar y dedicarse a eso que me gusta tanto: tener cualquier excusa para darle un toque distinto a nuestra decoración.

Desde luego, la decoración en estas fechas tiene un gran protagonista… y un gran olvidado. ¿De qué estoy hablando? En efecto, de los huevos y del conejo de Pascua. Sí, porque el primer detalle que a todos se nos viene a la cabeza son los huevos de Pascua, de acuerdo. Pero, ¿quién los trae según la leyenda?

Por eso, en este repaso decorativo suelto la liebre y empiezo por ella.

El conejo de Pascua merece su espacio

Bien sea como detalle aislado, motivo en un textil (con especial atención a los cojines), en la cubertería, como imagen en un grabado o figura decorativa, el responsable de traer la cesta con los huevos de Pascua debe reivindicar su espacio entre la decoración de Semana Santa.

Por eso, apuesto por el encanto del tradicional, y algo minusvalorado por nuestros lares, conejo de Pascua. ¿Habías añadido antes este detalle alguna vez?

Deja volar la imaginación pintando

Ahora bien, ¿quién no ha pintado en su niñez, junto a sus compañeros de clase, sus hermanos o con sus primos esos huevos de Pascua que ahora copan todos los muros de Pinterest o los perfiles de Instagram? Es cierto que la creatividad y la maestría de algunos resultados que vemos ahora nos puede resultar apabullante, pero recuerda: lo importante siempre es disfrutar el proceso. Si tienes hijos, o cuentas con sobrinos, sabes bien de qué te hablo.

Un aspecto que debes tener en cuenta: piensa no solo en el resultado del huevo de Pascua, sino el recipiente, o el entorno que lo acompaña.  También ahí puedes dar rienda suelta a la imaginación.

Flores, el detalle que siempre acompaña

Sí, tengo pasión por las plantas y por la decoración floral. Así que cualquier oportunidad es buena para apostar por ello. En esta ocasión, además, ¿por qué no añadir un toque que haga referencia a nuestros anteriores motivos? Puedes utilizarlo como centro de mesa, o añadirlo a cualquier rincón, el resultado siempre es el mismo: frescura y alegría.

¿Cuál es tu opción preferida? Si quieres sacar el manitas que llevas dentro te animamos a probar con este proyecto DIY:

Comparte tus detalles decorativos, estaré encantado de conocerlos.

 

Imágenes de kisflanc.hu, freshdesignpedia.com y southernliving.com.

(Visited 59 times, 1 visits today)